Xirivella quita todos sus semáforos

El pueblo valenciano busca así regular el tráfico con más de 500 pasos de cebra para reducir los accidentes

xirivella-semaforos
Ricardo Dominguez Sánchez
13/10/2014

Los semáforos parecen parte indivisible del mobiliario urbano, una extensión del suelo que no puede desaparecer…o sí. Como nos cuenta Las Provincias, Xirivella, tras un proceso de varios años, ha conseguido eliminar todos los semáforos de la población, regulando el tráfico con más de 500 pasos de cebra.

Fue en 2002 cuando el pueblo comenzó con el proceso, eliminando semáforos, reduciendo el límite de velocidad por el casco urbano y regulando las rotondas. Pronto la medida dio sus frutos y se redujo significativamente el número de accidentes, por lo que el Ayuntamiento siguió apostando por esta medida.

Las cifras nos dicen que se han reducido los accidentes en un 60%, convirtiendo a Xirivella en una de las localidades con menor índice de accidentes. De estos resultados ya se ha hecho eco, por ejemplo, la Diputación de Barcelona, que se encuentra trabajando en un proyecto de gestión vial. La explicación del éxito es sencilla: al no haber semáforos, conductores y peatones deben ir más atentos por la calle, reduciendo la velocidad y los despistes.

Junto a estas medidas, desde el Ayuntamiento de Xirivella llevan varios años centrándose en educación vial. Para ello, lleva a cabo acciones en todos los colegios e incluso en las guarderías. Veremos si esta pequeña localidad valenciana se convierte en referente de la educación vial y pronto hay más ciudades que sigan su ejemplo.