Vídeo resumen Atlético de Madrid 2-1 Académica

Vídeo resumen del Atlético de Madrid 2-1 Académica de Coimbra en el que los rojiblancos meten un pie y medio en los dieciseisavos de final de la Europa League.

emre
Luis Imbernon
26/10/2012

Crónica del partido

La racha de victorias del Atlético de Madrid continúa. Con la de ayer ya van once seguidas. Y lo más importante es que, pese a que muchos titulares estaban en la grada, los teóricos suplentes respondieron con otros tres puntos y el pase a la siguiente fase de la Europa League está casi asegurado.

El partido comenzó con una intensa lluvia, que parecía el preludio de lo que sería el partido: una primera parte soporífera, aburrida y sin brillo. En la segunda mitad los dos “chispazos” de Diego Costa y de Emre iluminaron el faro rojiblanco hacia la victoria.

Sílvio volvío al once sin mucho protagonismo, y Adrián dejó escapar otra tren hacia su resurgimiento futbolístico. Sólo Koke y Emre con disparos lejanos provocaron cierto peligro. Por parte del Académica, el más destacado fue Marinho, pero sin mucho acierto.

Tras el descanso, los chicos de Simeone salieron más metidos en el partido y con una marcha más. De hecho, el Atlético se adelantó al primer minuto con un gol acrobático de Diego Costa. Koke botó el córner, Tiago peino en el primer palo y el delantero brasileño remacho en el segundo palo. El gol animó a los colchoneros, porque disfrutaron de varias ocasiones, pero Ricardo las desbarató.

Veinte minutos más tarde, en el 67, el “Cebolla” forzó una falta en la frontal que Emre no desaprovechó. Gran técnica y mejor ejecución. Un golazo que entró por toda la escuedra. Al turco le sobra calidad y físicamente está muy bien.

Tras el mazazo del 2-0 y sin nada que perder, el Académica perdió el miedo y gracias al delantero guineano de 19 años, Cissé, redujo distancias. Un buen gol de cabeza. Le ganó la espalda a Cata y la cruzó lejos del alcance de Asenjo. Los portugueses apretaron con el gol, pero la defensa y Asenjo respondieron bien.

Tres puntos más y a seguir con el buen estado de forma de Emre en particular, y del equipo en general.