Vídeo de Se Hace Llamar Cullera

El vídeo de ‘Se Hace Llamar Cullera’ lleva al Ayuntamiento de la localidad a denunciar a sus autores ante la Fiscalía de Menores por incitación a la violencia y al consumo de drogas.

Se hace llamar Cullera
colaborador
7/9/2011

No lo sabíamos. Vivíamos a unos kilómetros y éramos incapaces de ver la realidad social en Cullera. Drogas, armas y violencia a raudales por las calles de la ciudad costera. Un espacio retratado en la canción Se hace llamar Cullera, en el que organizaciones por la atención de los derechos humanos, si tuvieran que tomárselo en serio, tendrían mucho trabajo.

Con personas que apuntan con una pistola a cámara, exhibición de lustrosas plantas de marihuana y un sinfín de clichés proviolentos: tatuajes, apología de las armas, perros de razas consideradas potencialmente peligrosas sin bozal, cadenas y anillos de oro, ropa ajustada, exposición de cuerpos trabajados en el gimnasio, etcétera, el vídeo ofrece una imagen de parte de la juventud cullerense difícil de considerar como una generalidad la canción de ‘El Primo Riti‘.

Las noticias de sucesos en la localidad valenciana de Cullera no vienen especialmente cargadas. Ni tiroteos, ni violencia callejera, ni – afortunadamente – ninguna víctima que lamentar por heridas en este sentido. Aún así, el vídeo recoge diferentes frases y escenas que han llevado al Ayuntamiento de la localidad ha denunciar el documento y su exposición ante la Fiscalía de Menores, porque podría incitar a la violencia y al consumo de drogas.

¿Crees que los jóvenes cullerenses son así? ¿Es una caricatura de parte de la juventud en la localidad? ¿Crees que ellos mismos están exagerando un rol impostado y poco creíble?