Ver el vídeo de Amanda Berry, Michelle Knight y Gina DeJesus, las tres chicas secuestradas en Ohio, agradeciendo el apoyo recibido

Esta quizás sea una de las últimas veces que Amanda Berry, Michelle Knight y Gina DeJesus aparezcan en los medios de la comunicación, ya que tanto sus familias como los expertos y ellas mismas creen que la intimidad y la preservación de su vida en un ámbito privado es lo más importante

Amanda Berry, Michelle Knight y Gina DeJesus ver video agradeciendo apoyo
Ana Bort
10/7/2013

Hace más de un mes que Amanda Berry, Michelle Knight y Gina DeJesus viven en libertad tras haber pasado de promedio más de diez años secuestradas en una casa de Cleveland (Ohio, EEUU).

Durante esos largos años las tres jovencitas fueron sometidas a torturas y abusos, especialmente Berry, que tuvo una hija con su captor durante estos años. Ahora, tras haber podido hacerse a la idea de su libertad, las tres han agradecido a través de un vídeo las muestras de cariño recibidas.

Las tres jóvenes han recibido alrededor de un millón de dólares de parte de 9.200 donantes anónimos que han querido ayudarlas a comenzar una vida nueva.

Berry y Knight aparecen solas, leyendo en un papel lo que van a decir y DeJesus junto con sus progenitores en una pequeña entrevista. Amanda Berry apunta que es muy feliz, en parte por poder vivir en privacidad y pide a la gente que continúen dejándola vivir en familia en paz.

DeJesus, por su parte, aparece en el vídeo pero solo habla para agradecer a los donantes el dinero, mientras que son sus padres quienes van respondiendo a las preguntas, ya que por ahora tiene ciertos problemas de comunicación.

Michelle Knight arroja el testimonio más conmovedor, ya que apunta que ha pasado ‘un infierno y salir de él, pero soy lo suficientemente fuerte para atravesar las tinieblas con una sonrisa en mi rostro, mi cabeza bien alta y mis pies en el suelo’.

Esta quizás sea una de las últimas veces que las tres chicas aparezcan en los medios de la comunicación, ya que tanto sus familias como los expertos y ellas mismas creen que la intimidad y la preservación de su vida en un ámbito privado es lo más importante.