Valencia: Woody ocultaba un puticlub

La conocida discoteca Woody de Valencia, que pasó a mejor vida tras la famosa normativa de contaminación acústica que obligaba a cerrar al local a las 03:00, iba a reconvertirse en un burdel de lujo. Una queja de los vecinos transmitida por el PSPV en el pleno del Ayuntamiento ha conseguido paralizar las obras del […]

neivamara
26/3/2011

La conocida discoteca Woody de Valencia, que pasó a mejor vida tras la famosa normativa de contaminación acústica que obligaba a cerrar al local a las 03:00, iba a reconvertirse en un burdel de lujo.

Una queja de los vecinos transmitida por el PSPV en el pleno del Ayuntamiento ha conseguido paralizar las obras del ‘hostal’ de 1.300 metros que, curiosamente, sólo tenía 10 habitaciones y una barra de más de 70 metros.

Al lado de una iglesia, las obras avanzaban con normalidad hasta que los vecinos se percataron de que alguien les intentaba colar una casa de putas en pleno barrio, por lo que elevaron sus quejas a la oposición valenciana, que les dio altavoz y entre todos han conseguido que Jorge Bellver, delegado de Urbanismo, haya decidido parar las obras.