Valencia se queda a oscuras

Rita Barberá, la alcaldesa de Valencia está llevando a cabo una serie de medidas para reducir el gasto público, uno de estos recortes consiste en apagar la mitad de las farolas de Valencia. Desde el ayuntamiento son incapaces de cuantificar el montante del ahorro, aunque sí apuntó el por qué de otras medidas como el […]

neivamara
9/6/2010

Rita Barberá, la alcaldesa de Valencia está llevando a cabo una serie de medidas para reducir el gasto público, uno de estos recortes consiste en apagar la mitad de las farolas de Valencia.

Desde el ayuntamiento son incapaces de cuantificar el montante del ahorro, aunque sí apuntó el por qué de otras medidas como el tijeretazo a la Policía Local, que se justificó diciendo que son competencia del Estado.

Valencia que en 2009 fue considerada como la capital europea con mayor índice de contaminación lumínica, intento ya ese mismo año hacer una reducción en el gasto de luz, que se quedó en un fracaso absoluto ya que terminó con un aumento en 7,6 millones de euros en dicho consumo.

Las primeras avenidas en sufrir esta medida han sido dos emblemas de la capital del Turia, la Alameda y la avenida de Aragón tienen la mitad de luz desde el lunes.