Valencia: ¿Quién ganaría hoy las elecciones?

La situación política de la Comunitat Valenciana atraviesa un momento de crispación ante la posibilidad de que, por primera vez en dos décadas, el Partido Popular pierda su papel de gobernante exclusivo. Las formaciones de izquierda y UPyD intentan prepararse para un cambio que, sin embargo, parece pillarles en pañales.

si se produjesen elecciones hoy en la CV quien ganaria
José Ferrando
15/1/2014

La opinión pública valenciana está que arde. El reciente cierre de RTVV y Canal9, los escándalos por corrupción del Caso Gürtel, las polémicas obras millonarias y en mal estado de Calatrava y las protestas sociales como la pasada Primavera Valenciana han creado un caldo de cultivo en el que un sector importante de la población está pidiendo un cambio en las instituciones.

Y aunque tímidamente, las encuestas sí que dan una imagen de cambio político en el panorama valenciano. Según los datos publicados en El País el pasado Octubre, el PP perdería la mayoría absoluta y pasaría a tener 41 diputados, mientras que el PSPV-PSOE bajaría hasta los 27. EU y Compromís doblarían su presencia pasando de 6 a 13 diputados y UPyD entraría en la cámara con 6 representantes.

datos de la encuesta de El Pais sobre la intencion de voto para las elecciones de la comunidad valenciana

Pero encuestas más recientes hechas por el Partido Socialista a tenor de la proximidad de sus elecciones primarias señalan que el PP registraría un descenso más acusado (perdería 20 escaños y quedaría con 35), aunque seguiría ganando las elecciones. El PSOE conseguiría estabilizar su caída y mantener los 30 diputados, UPyD entraría en la cámara con 7, Esquerra Unida subiría hasta los 11 y Compromís hasta los 16.

El problema es que la política valenciana, y sobre todo sus partidos, se encuentran muy erosionados. Por ello, independientemente de los resultados de unas elecciones hoy, las formaciones deberían afrontar desafíos considerables

Más se perdió en Cuba, aunque poco más
El Partido Popular tiene en la Comunitat Valenciana y la ciudad de Valencia dos de sus plazas fuertes, en las cuales gobierna desde 1995 y 1991 respectivamente. Sin embargo, los escándalos por temas de corrupción, la visión de Alberto Fabra como una marioneta de Camps y Barberà y los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy han debilitado a un partido que por primera vez en décadas ve amenazado su statu quo.

La oposición de los Socialistas no es suficiente
Pero pese al debilitamiento del PP, el PSPV-PSOE sigue sin una figura con el suficiente carisma como para desbancar al Partido Popular. Las próximas elecciones primarias, en las que el actual secretario general Ximo Puig se enfrentará a Toni Gaspar, determinarán si el partido sigue con su actual política pro-Rubalcaba, pasando sin pena ni gloria por la política valenciana, o si da un giro renovador y se lanza a hacer una verdadera oposición parlamentaria.

hemiciclo de les corts valencianes, donde se reunen los diputados autonomicos

El enemigo está en casa
La Coalició Compromís es la gran revelación de las dos últimas elecciones, aunque se mantiene en una situación precaria. La organización no carece de enfrentamientos internos entre Enric Morera (presidente de la coalición, perteneciente al Bloc Nacionalista Valencià con un 65% de peso en la coalición) y Mónica Oltra (la figura carismática que arrastra la mayoría de los votos pero cuyo partido, Iniciativa del Poble Valencià, apenas tiene un 30% de peso interno en la organización).

Mejor solos que mal acompañados
Por su parte, Esquerra Unida se ha visto marginada de la coalición de izquierdas de la que fuese parte, debido a que en 2007 Mónica Oltra y Mireia Mollà se aliaron con los diputados autonómicos del Bloc para echar de la formación a la por entonces portavoz, Glòria Marcos, y formar así su propio partido dejando de lado a sus compañeros de formación. Actualmente Esquerra Unida, dirigida por Marga Sanz, se enfrenta en solitario al panorama político valenciano

La llave para que nada cambie
Por último, UPyD es el único partido que actualmente no tiene representación de ningún tipo en la Comunitat Valenciana, pero que tiene opciones de entrar a la cámara autonómica. El partido se enfrenta a diversos problemas que van desde la falta de militantes y personas preparadas para ocupar todos los puestos a los que podrían acceder hasta las frecuentes y polémicas declaraciones de Toni Cantó, cabeza de lista por Valencia en las últimas elecciones autonómicas y estatales y posible candidato a la presidencia de la Generalitat.

En este panorama las coaliciones posibles para gobernar pasarían por una eventual asociación entre UPyD y PP (que aún así podrían no lograr la mayoría absoluta) o una gran coalición de izquierdas que uniera a PSPV-PSOE, Esquerra Unida y Compromís.

¿Es alguna de estas coaliciones factible? ¿Es hora de que el Partido Popular abandone el gobierno valenciano? ¿Están las formaciones de la oposición preparadas para gobernar?