Valencia no pide postre y sólo dos tapas

Los hosteleros valencianos se echan las manos a la cabeza con las cifras con las que han cerrado el verano 2010, que ha representado un 40% de pérdidas en las zonas de Pinedo y El Saler, y un 10% de clientes menos en general. Los datos, ofrecidos por la Federación de Hostelería de Valencia, contrastan […]

neivamara
2/9/2010

Los hosteleros valencianos se echan las manos a la cabeza con las cifras con las que han cerrado el verano 2010, que ha representado un 40% de pérdidas en las zonas de Pinedo y El Saler, y un 10% de clientes menos en general.

Los datos, ofrecidos por la Federación de Hostelería de Valencia, contrastan con la imagen de las terrazas durante los meses de julio y agosto, que siempre han presentado buen aspecto, aunque según José Palacios, presidente de Asociación de Restaurantes de Valencia, la clave no está en las personas, sino en el menú.

Palacios señala que los valencianos seguimos disfrutando de comer fuera de casa, pero miramos más lo que pedimos, así que las tapas se quedan en “dos o tres”, cuando normalmente eran “cinco”, y ya no pedimos postre, destaca el presidente.


“La crisis del 92 se queda en pañales con ésta”, se lamenta Palacios, que no quiere ni oír hablar de la ley que obligará a modificar los chiringuitos, pues supondrá otro desembolso para muchos de ellos.

Además, según su opinión, el turista que tiene una segunda vivienda en la Comunidad Valenciana no beneficia, pues “no come fuera de casa”.