Valencia. El ilusionante futuro ché

Valencia. El 2014 será un año mágico para los de Mestalla.

pizzi
Alberto Ferrer
25/12/2013

El Valencia no se encuentra en su mejor momento futbolístico, ni social. El equipo de Mestalla no encuentra su juego sobre el césped a pesar de su calidad, lo que le valió el despido hace poco más de una semana a Miroslav Djukic, y se encuentra ahogado por las deudas contraídas con una entidad bancaria, Bankia, a la que no puede pagar.

Una situación que, aunque parece bastante gris, podría revertirse a partir del próximo año. Y es que, tras cerrar un 2013 para olvidar, los de la capital del Túria estarían cerca de firmar dos acuerdos muy importantes para el futuro del club. En primer lugar, y en relación a la parte deportiva, la dirección técnica blanquinegra está muy cerca de incorporar al técnico vencedor del Torneo Inicial en Argentina con el San Lorenzo, Juan Antonio Pizzi. El entrenador vendría a Valencia para tomar las riendas del equipo de cara a este 2014 y buscará cambiar la mala dinámica irregular del equipo para colocarlo en puestos europeos. Unos objetivos que Pizzi espera conseguir con el mismo fútbol que planteó y triunfó en Sudamérica.peter-lim-006

Por otra parte, y no menos importante, la entidad ché, que como hemos señalado no puede hacer frente a las deudas contraídas con el banco, está cerca, según informó el actual presidente del club Amadeo Salvo, de ser comprada por uno de los hombres más ricos del planeta, Peter Lim. Nacido en Singapur, este magnate estaría buscando hacerse con un club de fútbol dado su gusto por este deporte. Así, la ocasión de comprar el Valencia, un club con solera nacional e internacional, le habría parecido una gran inversión dada la historia, potencial e inmuebles de la entidad. Según las palabras de Salvo en la rueda de prensa que ofreció el pasado domingo, Lim estaría dispuesto a saldar la deuda del club, acabar el nuevo estadio cuya construcción está pausada e invertir en la mejora del equipo en el mercado invernal para alcanzar puestos europeos este curso.

Un regalo de Navidad para esta entidad y su afición que, si todo marcha según lo previsto, olvidarán este mal 2013 para verse inmerso en un 2014 lleno de ilusión.