Valencia Basket suma su primer triunfo europeo a costa de Laboral Kutxa (79-69)

Los taronja siguen vivos en Europa gracias a la aparición de sus mejores hombres. Van Rossom en la dirección (14 pts.+9 asist.) y Harangody (23 pts.) y Dubljevic (13 pts. +7 reb.) por dentro mantienen intactas las esperanzas locales

harangodybaskoniaweb
Ricardo Dominguez Sánchez
7/11/2014

Minutos antes del partido, el club anunciaba la rescisión del contrato de Dwight Buycks, del que Perasovic ha declarado que “se esperaba más de él”. Las derrotas europeas se cobraban su primera víctima, aunque el escenario que hoy tocaba mirar no estaba en los despachos, sino en la cancha. Se decidía nada menos que el futuro de Valencia Basket en la Euroliga.

El comienzo del partido estuvo marcado por un jugador en cada equipo: David Bertans por parte visitante taladraba el aro taronja mientras que Harangody era el único que contestaba por parte de Valencia Basket. Exterior contra interior, los triples caían de la mano de Kim Tillie ( 2 consecutivos), aunque por dentro los taronja dejaban de producir. Y cuando la defensa dejó de funcionar, el marcador se disparó para los intereses vascos: 11-22 a falta de 1 minuto para el final que obligaba a Perasovic a pedir el tiempo muerto.

La segunda unidad valenciana iba a poner una marcha más a la defensa, aunque Shengeila escapaba del cerco: 7 puntos prácticamente consecutivos del ala-pívot formado en la cantera taronja marcaba la máxima diferencia en el luminoso (+10).

Entonces Pau Ribas decidió que la Euroliga no debía acabar hoy: 5 puntos consecutivos del escolta catalán invitaron a Harangody a hacer lo mismo, y entre ambos igualaban primero a Laboral Kutxa para, al filo del descanso, superar a su rival en el marcador por primera vez en el partido (38-36). El parcial final, 16-4, dejaba a Valencia Basket muy vivo en el partido. 

 
Vuelta eléctrica de los vestuariosperasoviceuroleaguej4
Y precisamente esa vitalidad fue la que explotó a la vuelta de vestuarios. Eléctrico comienzo de ambos equipos con Dubljevic liderando la ofensiva por dentro y por fuera, cumpliendo sus deseos de debutar en casa en esta Euroliga. Marco Crespi pedía un tiempo muerto obligado por las circunstancias, aunque todo lo hablado acabó pronto: nuevo triple de Harangody (hoy, nuevamente, el mejor) y máxima diferencia valenciana hasta ese momento (+7 a 2:30 para el final). Guillem Vives confirmaba la dinámica anotando sobre la bocina antes de afrontar el decisivo último cuarto.

Las ganas de ganar y el miedo a perder iban a ser los protagonistas del último cuarto. El intercambio de canastas favorecía a los locales mientras el reloj avanzaba. Shengeila, el mejor hoy de los suyos (20 puntos) intentaba la remontada aunque sin éxito mientras en Valencia Basket el 6’75 le sonreía: Harangody seguía con la escopeta cargada mientras Van Rossom dirigía con el máximo acierto (9 asistencias hoy para el base). Por dentro tampoco habían dudas. El hombro de Dubljevic percutía una y otra vez contra la zona vitoriana, turnándose los defensores para intentar pararlo.

Davis Bertans hacía el último intento de llevarse algo para su equipo, pero la defensa valenciana se empeñaba en no dejarle. Las diferencias oscilaban los 10 puntos mientras La Fonteta ya saboreaba, hoy sí, una verdadera noche europea. La primera final ha sido superada. Todavía quedan más, pero si se afrontan como la de hoy este equipo tiene mucho que decir entre los mejores equipos del continente.

Estadísticas del Partido