Valencia abre la guerra de las terrazas

Dirección General de Costas y hosteleros valencianos continúan las conversaciones para llegar a un entendimiento y que las terrazas que se hayan visto afectadas por la nueva Ley de Costas no tengan que cerrar. El pasado fin de semana, según los propios dueños de estas terrazas, llenaron por completo todas sus mesas durante los dos […]

neivamara
6/7/2010

Dirección General de Costas y hosteleros valencianos continúan las conversaciones para llegar a un entendimiento y que las terrazas que se hayan visto afectadas por la nueva Ley de Costas no tengan que cerrar.

El pasado fin de semana, según los propios dueños de estas terrazas, llenaron por completo todas sus mesas durante los dos turnos, mañana y tarde. Este hecho demuestra que las terrazas son bien acogidas por los turistas o locales que van a la playa, y que continúan siendo un negocio para los hosteleros.

Ellos explican que su éxito está en que el cliente no tiene que cambiarse de ropa, al contrario que si desease comer o tomar una tapa en el interior del local.

Por su parte, la Dirección General de Costas se reafirma en que los locales tendrán que tener una extensión máxima de 150 metros, sumando el interior y el exterior, aunque por el momento es flexible en las negociaciones, pues las terrazas deberían haber cerrado en junio y se les ha dado una moratoria.

La protesta de 12.000 personas el pasado mes de junio en un acto convocado por los hosteleros ha sido una medida clave de presión. Estos no quieren perder las terrazas e incluso han dejado entrever que instalarían menos mesas entre semana y más durante el sábado y domingo.

Sea como fuere, la guerra de las terrazas está abierta.