Una joven británica podría haber muerto a causa de una infección tras usar un tampón

Natasha Scott-Falber usó por primera vez el producto femenino, tras esto se le detectó una infección que ocasionó su muerte

tampon
Mireya Lázaro
18/11/2013

Natasha Scott-Falber, una adolescente británica, podría haber fallecido como consecuencia de una infección desarrollada por el uso de un tampón. La joven murió a comienzos de este año a causa de septicemia tras cinco días enferma.

Según ha denunciado su familia, Natasha habría sufrido el ‘síndrome de shock tóxico’ causado por la bacteria Streptococcus, que vive en la piel humana. Si hay una infección, esta invade el torrente sanguíneo produciendo toxinas peligrosas que en algunas ocasiones, como parece haber sido este caso, pueden causar la muerte.

Los Scott-Falber alertan a través de Facebook de que la joven habría sufrido esto tras usar el producto femenino para la menstruación por primera vez en su vida. Además han lanzado una campaña de concienciación en el uso del tampón y así ayudar a otras personas que puedan sufrir la misma enfermedad.

En la red social explican que ‘Natasha murió por un síndrome de shock tóxico la primera vez que usó tampones. Generalmente, se acepta que utilizar un tampón demasiado tiempo puede causar el síndrome. En el caso de Natasha, siguió todas las instrucciones y usó el tampón correctamente; fue simplemente la introducción del tampón en su cuerpo lo que causó el síndrome de shock tóxico’.

Por su parte la BUPA, organismo mundial de productos de salud, ha emitido un comunicado en que señala que ‘no se sabe exactamente por qué usar un tampón está relacionado con el síndrome de shock tóxico, pero la absorción de los tampones (la cantidad de sangre menstrual que absorbe un tampón) parece ser un factor’. También dan una serie de consejos sobre cómo usar adecuadamente el producto para evitar al máximo posibles complicaciones.