Un Valencia de Champions

El equipo de Nuno Espírito Santo está más cerca del objetivo

Antonio-Barragan-Valencia-celeb-2015_3247882
Alberto Ferrer
14/5/2015

El Valencia lo tiene al alcance de la mano. Después del empate en el Santiago Bernabéu, con

un empate tendrá suficiente para ser equipo de Champions League la próxima temporada e

incluso tiene opciones reales de alcanzar al Atlético de Madrid en la tercera plaza, algo que le

daría acceso directo a la próxima liga de campeones.

 

OTAMENDI-REALMADRID-VALENCIA-1Pero vamos a ir más allá de los simples puntos. Es evidente que si el Atlético de Madrid pierde

frente al FC Barcelona este fin de semana y el Valencia gana, quedarse a un punto teniendo

que visitar a Granada y Almería en la última jornada respectivamente, da opciones a los de

Nuno de alcanzar a los vigentes campeones de liga. Pero, como decía, vamos a dar un paso

más.

 

Porque este Valencia merece jugar la Champions. El proyecto de Peter Lim lo merece. Más allá

del dinero invertido para traer a jugadores como Rodrigo, Negredo, Enzo Pérez, Otamendi o

Mustafi, entre otros, este equipo ha encandilado al fútbol español con su juego y,

consecuentemente, con sus resultados. Ha competido ante los tres grandes de la Liga en todos

los enfrentamientos directos y ha dominado a casi todo el resto de equipos. Nuno ha

conseguido compactar un equipo prácticamente nuevo y los resultados saltan a la vista. Una

tarea nada fácil.

 

Laterales largos, dos centrales al mejor nivel de la Liga BBVA, Javi Fuego o Enzo como

apagafuegos en el centro del campo, André Gomes y Parejo al mando de las operaciones en la

medular, dos puñales por fuera a elegir entre Feghouli, Piatti, De Paul o Rodrigo y arriba Paco

Alcácer como ‘hombre gol’ y Álvaro Negredo como alternativa. Casi nada. Pero el verdadero

mérito de todo esto es que Nuno ha conseguido que todos crean y que, además, todos se

sacrifiquen por el bien común. Nadie se ahorra una carrera en defensa, todos trabajan para

hacer mejores al resto y, en suma, al equipo. Además, el papel del técnico luso ha sido

realmente interesante. Cuando las cosas no estaban bien no ha pecado de inmovilista. Ha

movido piezas, ha cambiado sistemas y, en definitiva, se ha mostrado versátil a la hora de

buscar soluciones a los problemas que se generaban. Una cualidad realmente importante para

un entrenador.

 

Así, no parece que haya dudas en cuanto a los merecimientos para llegar a la Champions.

Seguramente el Sevilla también tenga sus razones pero al final el equipo que ha estado más

semanas en los puestos de privilegio y que, además, ha llegado incluso a presentarse como

alternativa a la Liga BBVA, ha sido el Valencia. Llegar a la máxima competición europea sería

un espaldarazo tremendo a un proyecto que ya de por sí no tiene intención de dejar de crecer.

Todavía quedan dos jornadas por delante para certificarlo e incluso pelear por la tercera plaza

y evitar la previa. Después de eso, el Valencia volverá a ser un grande de la liga y comenzará un

verano que se espera interesante para el equipo ché.