Un joven vuelve en barco desde EEUU a Europa por ser considerado demasiado gordo para volar

Tras varias semanas intentando volver a Europa, sin éxito, los padres de Kevin han decidido comprar billetes de barco y volver el 19 de noviembre a bordo del buque Queen Mary II.

Kevin-Chenais
Teresa Gandia
13/11/2013

Kevin Chenais, de 22 años, se ha visto obligado a volver a Europa junto a su familia en barco, después de que una aerolínea considerara que era demasiado gordo para embarcar en un vuelo desde Chicago.

El joven pesa 230 kilogramos a causa de un desequilibrio hormonal y se encontraba en EE.UU desde 2012 donde estaba recibiendo un tratamiento médico en una clínica de Chicago.

Kevin quería volver a Francia a finales de octubre, pero no pudo hacerlo porque la aerolínea British Airways consideró que pesaba demasiado para volar. Lo curioso, es que esta es la misma aerolínea que le llevó a Estados Unidos el año pasado.

Para intentar solucionar el problema, Kevin y sus padres pasaron dos semanas en el hotel del aeropuerto de Chicago, hasta que decidieron viajar hasta Nueva York y comprar billetes de barco para regresar a Europa a bordo del buque Queen Mary II el próximo 19 de noviembre.

La madre del joven ha denunciado la actitud de la aerolínea británica y ha declarado que “si pudieron traerlo aquí en clase turista con ese problema, podrían haberlo llevado de regreso en clase turista también”.

Por su parte, la aerolínea ha declarado que les fue imposible acomodar al pasajero con seguridad.

Tras conocerse la noticia, otras aerolíneas se ofrecieron a llevar a Kevin en sus vuelos pero la familia no podía permitirselo porque ya habían pagado los billetes de tren y del barco.