Un incendio devora un puente del circuito de Fórmula 1 de Valencia

Un incendio arrasó, ayer por la tarde, un tercio de uno de los puentes del circuito de F1 de Valencia, los bomberos pudieron sofocarlo en pocos minutos evitando su derrumbamiento.

puente F1
Teresa Gandia
11/11/2013

puente--644x362

Ayer por la tarde se produjo un incendio en uno de los puentes que forma parte del circuito de Fórmula 1 de Valencia. Todavía no se han confirmado las causas, pero todo apunta a que fue intencionado.

Los policías que inspeccionaron el lugar estimaron que podría deberse a la acción de gamberros o a causa de algunos chatarreros que recorren los alrededores del circuito con serruchos y sopletes en busca de cualquier elemento aprovechable.

El incendio se produjo sobre las 17:30 horas en la parte del circuito más próxima al tramo final de la avenida de Francia y al cementerio municipal del Grao. A causa de la maleza que rodea la zona, el fuego avanzó a gran velocidad por uno de los laterales de la estructura de hierro y madera. Cuatro vehículos de bomberos, con 15 operarios y varias patrullas de la Policía Local se desplazaron al lugar para sofocar el incendio.

El fuego pudo ser controlado en pocos minutos, a pesar de la dificultad que se encontraron los bomberos para acceder a la zona. Un tercio de la pasarela, tanto su superficie como el techo, fue devorada por las llamas. De no ser por la rápida actuación de los servicios de bomberos el puente podría haberse desplomado sobre el asfalto del viejo circuito.

Los vecinos de la zona ya han denunciado en varias ocasiones la presencia de un vertedero ilegal muy cerca del puente donde se produjo el incendio. El presidente de los residentes del Grau, Jesús Vicente, asegura que justo debajo del puente pernoctan indigentes, además de gente que se mete dentro para robar hierro.

“Los robos de fragmentos de valla, tapas de alcantarillado o cableado son una constante en la zona desde el primer día”, lamenta Vicente. Estos robos se producen en la zona de Nazaret, en la Punta y en El Grao.

Lo que quieren conseguir los vecinos de esta zona es que el ayuntamiento reconvierta el circuito abandonado en una zona transitable para ciclistas o paseantes.