Un hombre demanda a la cadena KFC en Australia tras romperse un diente por comer una hamburguesa

El demandante pretende que la cadena le pague una indemnización de más de 10.000 dólares por el dolor y el sufrimiento.

KFC
Teresa Gandia
10/12/2013

Un hombre ha demandado a la cadena de comida rápida Kentaky Fried Chicken (KFC) por haberse roto un diente al morder una hamburguesa de pollo preparada en uno de los establecimientos de la compañía en Australia.

El demandante, Stuart Kopania, busca ahora que KFC le pague una indemnización de 10.929 dólares (9.954 euros), por el dolor y sufrimiento causado por el incidente. También quiere que le cubran los gastos médicos vinculados a la reparación de la muela, según ha informado la cadena local ABC.

En la demanda, presentada ante un tribunal de la ciudad australiana de Adelaida, el hombre explica que compró una hamburguesa de pollo deshuesado en julio de 2010 y acusa a la cadena de comida rápida de “negligencia por no asegurarse de que sus alimentos son aptos para el consumo”.

Por su parte la compañía de comida rápida argumenta que el sufrimiento y dolor que el demandante dice sufrir no está vinculado al caso, en el que ambas partes podrían lograr un acuerdo extrajudicial antes de la vista prevista para febrero del próximo año.