Un hombre adelgazó 17 kilos comiendo tres meses en McDonald’s

El hombre asegura que durante los tres meses que duró el experimento comió de todo, simplemente redujo la ingesta de calorías a 2.000 y caminaba 45 minutos diarios.

john cisca
Teresa Gandia
8/1/2014

John Cisca, profesor de 54 años, comenzó hace tres meses un experimento para enseñar a sus alumnos que para mantener una dieta sana, lo importante es elegir bien qué comes y en qué cantidades y no dónde comes.

Durante tres meses Cisca se alimentó de McDonald’s y llegó a perder casi 17 kilos y su nivel de colesterol malo bajó de 173 a 113. Debemos aclarar que no se limitó a atiborrarse de la comida de la cadena, sino que durante el experimento limitó su ingesta de calorías a 2.000 y caminaba todos los días durante 45 minutos.

El profesor insiste en que comió de todo, Big Macs, cuartos de libra con queso, batidos, helados, ensaladas, bocadillos de clara de huevo y avena, frutas, y leche desnatada para desayunar. El truco está en que redujo la ingesta de calorías diarias y aumentó el gasto.

El mensaje que ha querido dar es que hasta en el templo de la comida basura y desequilibrada, como se considera McDonalds, se puede mantener la línea. “Todos tenemos opciones, y son nuestras decisiones las que nos convierten en gordos, no McDonalds”, comenta el profesor.

Este vendría a ser el caso contrario del documental “SuperSize Me” (2004), en el que vimos como el cineasta Morgan Spurlock aumentaba 11 kilos en un mes y sufría daños en el hígado por comer en McDonalds. Además serviría también para contrarrestar la mala imagen de la cadena, asociada con la comida basura.

El experimento realizado por el profesor Cisca nos recuerda a una anterior dieta de comida rápida, llevada a cabo por Jared Fogle en la que perdió 113 kilogramos comiendo bocadillos de Subway. Este joven redujo su ingesta a dos bocadillos, uno vegetal y uno de pavo al día y empezó a caminar de forma frecuente.

jared-fogle-before-after1

Pero no es la primera vez que alguien intenta realizar una ‘McDieta’, Chris Coleson perdió 40 kilogramos comiendo este tipo de comida.

Después de leer esto, lo que nos preguntamos es si sería posible seguir este tipo de dieta en cualquier McDonalds español, en el que no hay ni McMuffins de clara de huevo, ni el Fruit & Maple Oatmeal, ni leche desnatada en la lista de productos que ofrecen. Además la ingesta de cualquiera de sus productos, aportan casi la totalidad de las calorías diarias requeridas.