Tribunal Europeo de Justicia: Google no esta obligado a borrar las información de sus índices de búsqueda

Las conclusiones del abogado general del Tribunal de Justicia de la UE, Niilo Jääskinen, afirman que los buscadores no tienen la obligación de eliminar los contenidos que aparecen en sus índices de búsqueda y que la responsabilidad del ‘derecho al olvido’ recae sobre las fuentes.

google
Mireya Lázaro
26/6/2013

El Tribunal Europeo de Justicia afirma que Google no está obligado a eliminar los contenidos de su índice de búsquedas, a pesar de que esta sujeto a la legislación comunitaria europea de privacidad. Así se ha pronunciado al abogado general del Tribunal de la UE, Niilo Jääskinen, quien explica que no se puede obligar a los buscadores a borrar información producida por otros.

De esta forma, la responsabilidad del ‘derecho al olvido’, no recae en los motores de búsqueda, sino en las páginas que funcionan como sus fuentes de información. “Los proveedores de servicios de motores de búsqueda no son responsables de los datos personales que aparecen en las páginas web que revisan”, señala Jääskinen a tribunal en un comunicado. Además, considera que, solo en caso de datos incompletos o inexactos, se podría tener derecho a rectificación, supresión o bloqueo.

Las resoluciones de Niilo Jääskinen son consecuencia de la denuncia presentada por un ciudadano español que trata de conseguir,desde 2010, que el gigante Google borre informaciones relacionadas con sus finanzas de sus índices de búsqueda.

A pesar de de que aún no se conoce la decisión final del Tribunal Superior de Justicia sobre el caso, no se espera que sea muy diferente. Aunque las conclusiones del abogado general no estén vinculadas al dictamen, por lo general, los jueces suelen seguir sus recomendaciones en la mayor parte de los casos.

Por su parte, la empresa Google se muestra contenta con las conclusiones, puesto que siempre ha sido lo que ha defendido la compañía. Y según Bill Echikson, responsable de esta materia para Europa, Oriente Medio y África, “suprimir información legítima y legal equivaldría a censurar”.