Subida factura de la luz: Pautas y trucos para ahorrar en el recibo de la luz

Desde GenteValencia.com te ofrecemos los mejores consejos para afrontar la subida de la factura a partir del 1 de octubre.

ahorroluz
Mireya Lázaro
25/9/2013

Ahora que sabemos que el recibo de la luz subirá el 1 de octubre aproximadamente un 3’1%, la mayoría empezamos a pensar como apretarnos en cinturón en cuanto a este gasto se refiere. Y es que esta subida de los impuestos por energía consumida podría suponer hasta 30 euros de más al año, algo que para algunos parece irrisorio, pero que para otras personas supone un mundo.

Por eso, desde GenteValencia.com queremos ofrecer las mejores pautas y trucos a seguir para intentar ahorrar al máximo unos euros y que no nos tiemblen las piernas cuando llegue a casa la factura.

Para empezar, uno de los gastos que más se nota es el aire acondicionado. Al contrario de la creencia popular por mucho que se baje el termostato cuando se enciende el aire acondicionado el hogar no se enfriará más rápido, lo hará a la misma velocidad que estuviera a 24 grados. De hecho, cada grado menos respecto a esto dispara entre un 4% y un 6% el consumo de energía.

También puedes ahorrar mediante la iluminación. La bombillas básicas y de toda la vida tiene un consumo excesivo. Mientras que las lámparas halógenas requieren mayor inversión inicial, pero a la larga iluminan más tiempo y mayor cantidad, por lo que te harán falta menos.

Además, siempre que se pueda se debe optar por la luz natural, mucho mejor para nuestros ojos y nuestro bolsillo. Y si estás pensando en pintar, debes tener en cuenta que los colores claros en paredes y techos otorgan mayor luminosidad al espacio, por lo que no te hará falta mucho más para mantener la iluminación.

Si lo que vas a cocinar es indiferente al horno o al microondas, siempre es mejor elegir la segunda opción. Al contrario de lo que parece, este electrodoméstico ahorra entre un 60% y un 70% más que los hornos tradicionales.

Pero si es necesario utilizar el horno, uno de los trucos que mejor funciona es apagarlo antes de que termine la cocción y que la comida termine de hacerse con el calor residual que mantiene.

Y frente a las comodidades cuando hay necesidad quizás hay que dejarlo de lado, una de ellas es el lavavajillas. Este electrodoméstico un gasto enorme frente a lavar los platos de forma tradicional. Esta simple acción que no toma más de diez minutos nos puede conseguir un ahorro del 40%.