¿Son malas para la salud las bebidas energéticas?

Investigadores alemanes llevan a cabo un estudio sobre las consecuencias de la cafeína y la taurina, que “mezcladas con alcohol aumentan la probabilidad de padecer una arritmia”.

aporte-extra-vitalidad
Jaume Navarro
3/12/2013

Durante la convención de la Sociedad Radiológica de Norteamérica, varios investigadores alemanes de la Universidad de Bonn han presentado un trabajo sobre los efectos de las bebidas energéticas. En él han determinado la intensificación que sufre el corazón tras ingerir bebidas con contenidos elevados de cafeína y taurina.

Los investigadores utilizaron para su análisis a 18 voluntarios sanos, entre los que se encontraban 15 hombres y 3 mujeres de una edad media de 27 años.

El experimento constaba de una resonancia magnética antes de la ingesta de la bebida y otra resonancia una hora más tarde. La bebida energética estaba compuesta con 100 miligramos de taurina por 100 mililitros de bebida y 32 miligramos de cafeína por 100 miligramos.

El resultado de las dos resonancias mostraba “un aumento significativo de los picos de tensión y mayores picos de tasas de tensión sistólica en el ventrículo izquierdo”, lo que quiere decir que se elevaba la potencia en las contracciones del corazón por la parte que recibe la sangre con gran contenido oxígeno de los pulmones y la bombea por la aorta.

Jonas Dörner, radiólogo de imagen cardiovascular de la Universidad de Bonn, ha declarado no saber si estas bebidas pueden tener un impacto en la vida diaria de sus consumidores ni en su rendimiento deportivo.

Los investigadores sí han realizado recomendaciones hacia los consumidores con problemas cardíacos, a los que aconseja evitar su consumo.

Los investigadores aseguran profundizar en los análisis para entender la reacción del corazón y saber la duración que este efecto tiene sobre el mismo.

El presidente de la Sociedad Española de Cardiología José Ramón González- Juanatey cree que la potenciación de las contracciones debe aumentar la frecuencia cardíaca, cosa que no ocurre en el estudio.

González- Juanatey advierte que el aumento de las contracciones en el corazón aumenta el riesgo de desarrollar una arritmia, sobre todo al mezclar la cafeína y la taurina con alcohol.

El Gobierno de EEUU publicó en enero un estudio que alertaba del crecimiento de los problemas de salud provocados por las bebidas energéticas, al duplicarse las urgencias médicas en cuatro años: “Desde 2007 a 2011, las visitas a urgencias aumentaron de 10.000 a 20.000“.