Solicitan dos años de cárcel para un cazador que disparó a otro al confundirlo con un oso

Aunque la víctima grito; “me han dado, me han dado”, los cazadores huyeron y ahora se enfrentan a una pena de dos años así como una sanción económica considerable

cazador
Lorena Gonzalez Pérez
26/11/2013

Corría febrero de 2011 cuando dos cazadores dispararon a un hombre al confundirlo con un oso. De nada sirvieron los gritos de auxilio de la víctima ya que los hombres huyeron, dejándole herido en el lugar de los hechos.

Cuando la pareja de cazadores ya volvía de su jornada de cinegética, uno de ellos tras escuchar ruidos lanzó una piedra y al no recibir ningún tipo de contestación ni ver movimiento alguno decidió coger el arma y disparar hasta en dos ocasiones. La mala suerte hizo que estos disparos alcanzaran a un tercer cazador que ese mismo día estaba practicando la caza del jabalí al gancho. Entre las consecuencias de este accidente a tener en cuenta están los once días de hospitalización de la víctima así como las lesiones provocadas de las que no se recuperó hasta pasados cuatro meses, por no hablar de las cicatrices que el cazador tiene desde entonces.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Al parecer, de nada sirvieron los gritos de la víctima ya que los agresores huyeron del lugar de los hechos. Y es que no sería hasta dos días más tarde cuando los hechos saltaron a la prensa cuando uno de los cazadores agresores confesó su autoría a al presidente de la Sociedad de Cazadores y a la Guardia Civil.

Por todo ello, la víctima solicita dos años de prisión por la omisión del deber de socorro así como una pena de cuatro meses por un delito de lesiones imprudentes. Por lo que respecta al otro cazador, se solicita una sanción que asciende a los 3.600 euros por no auxiliar al herido. Por su parte, desde el Ministerio Público se pide una indemnización de hasta 7.600 euros en concepto de lesiones otros 10.000 euros por las secuelas.