Síndrome post vacacional: Trucos, claves y consejos para volver al trabajo después de las vacaciones

La vuelta a la rutina siempre es difícil, y más aún cuando las vacaciones han sido tan estupendas que no tenemos ganas de volver a la realidad. Existen una serie de pautas que pueden ayudar a evitar el síndrome post vacacional.

vacaciones
Mireya Lázaro
1/9/2013

El verano se acaba y la vuelta a la rutina y al trabajo están tocando a nuestra puerta. Y es que aunque muchos no le den importancia volver a la vida habitual es algo más difícil de lo que parece, sobre todo si nos hemos relajado tanto durante la época estival que nuestras ganas de volver son escasas.

Si volver a ponerte las pilas y retomar la vida en ‘el mundo real’ te cuesta, siempre hay pautas que ayudan a no sean tan duro y evites el llamado síndrome post vacacional. Y es que esta incluso puede suponer estrés, insomnio, ansiedad, falta de concentración, nervios o falta de motivación.

Por eso desde GenteValencia.com te damos una serie de claves, trucos y consejos que te harán volver a la vida normal de la mejor manera posible, sin experimentar ningún drama.

1. La mejor forma de retomar la rutina es aceptándolo y teniendo presente que el día pasará y tendremos unas horas para descansar. No hay que pensar en el tiempo que falta para volver a las queridas vacaciones.

2. Para quemar todos esos sentimientos y pensamientos negativos hacer deporte es la opción ideal. Por eso un poco de ejercicio te subirá el ánimo, te ayudará a descansar mejor y así rebajar esos pequeños síntomas de depresión.

3. También hay que ser consciente de la suerte que supone tener un trabajo al que volver. Muchos pasan el tiempo en ‘vacaciones forzosas’ y harían cualquier cosa por tener una rutina normal de trabajo.

4. El trabajo no está reñido con realizar actividades que sean relajantes en el tiempo libre. El fin de semana se puede aprovechar para realizar escapadas o incluso pasear por la playa o salir a tomar algo por la tarde no está reñido con ir al trabajo al día siguiente.

5. Sin embargo, si a pesar de todos tus esfuerzos por ser positivo y seguir adelante tu cuerpo te da síntomas de no mejorar, es mejor que le hagas caso y acudas a un especialista que pueda ayudarte a averiguar el problema.