Siguen las quejas por la fiesta de Nochevieja en el Alameda Palace

Las reclamaciones de los afectados pedirán, además del importe de la entrada, compensación por la compra de ropa, peluquería y taxis.

Nochevieja 2013 Alameda Palace Valencia
José Ferrando
5/1/2014

Cerca de un centenar de denuncias se registran contra la fiesta de Nochevieja 2013 en el Alameda Palace de Valencia, solo en la comisaría de Exposición, cercana a la sala de fiestas.

El mismo 1 de enero tuvieron lugar las primeras reclamaciones por parte de los afectados por los problemas que hubo en el cotillón que se organizó en el célebre hotel de la capital levantina.

El motivo del escándalo es que, aunque según la normativa autonómica los menores solo pueden entrar a fiestas nocturnas a partir de los 16 años, la organización de la fiesta vendió entradas a menores de 14 y 15 años que finalmente no pudieron entrar en la sala.

Más de 300 jóvenes se quedaron a las puertas del local por decisión del personal de admisión de la fiesta, ya que aunque las entradas eran auténticas y se verificaron correctamente, los adolescentes no tenían la edad mínima legal para asistir a una fiesta en esa franja horaria. La policía tuvo que intervenir para evitar que la aglomeración de docenas de jóvenes en la entrada terminara en algún incidente.

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios, AVACU, insta a los afectados a reclamar no únicamente el precio de la entrada, sino todo el gasto que tuvieron que movilizar los jóvenes esa noche para asistir a una fiesta de la que finalmente se quedaron fuera. Estos gastos incluyen taxis de ida y vuelta, compra de vestimenta para la ocasión que exigía media etiqueta, peluquería, etc.

Desde la asociación se declara que lo que más les preocupa es la devolución de las entradas: “nos consta que Alameda Palace está respondiendo con las que vendieron a los menores, al igual que Digital Records y la web www.entradasnocheviejavalencia.com“.

Sin embargo pretenden que la organización, que aún no se ha reponsabilizado por lo ocurrido, cubra también los gastos que lleva aparejados una fiesta de este tipo.

José Cumplido de León, administrador único de la sociedad que organizó el evento, se reunió ayer con los propietarios del hotel Alameda Palace, aunque ni la familia Barrachina, propietarios del hotel, ni Cumplido de León han hecho ninguna declaración respecto a este encuentro.