Seis españoles atrapados en Sierra Leona

Se fueron para trabajar y ahora son sus familias quienes tienen que enviar dinero para que puedan subsistir.

valencianos atrapados en sierra leona
Isabel Sancho
15/10/2013

seis transportistas atrapados en Sierra LeonaSeis transportistas españoles se encuentran atrapados en Sierra Leona. Debido a la crisis el trabajo en España escaseaba y por ello aceptaron trabajar en Sierra Leona, según relatan ellos mismos al diario “Las Provincias”.

En enero de este año fueron contratados por la empresa Aznar Quarrying Logistics (AQL) para transportar durante tres años hierro de una mina al puerto.
Sin embargo cuando llegaron a su destino se encontraron con que pese al dinero que habían adelantado para las gestiones de trámites de documentación, los visados no estaban tramitados por lo que estaban en una situación ilegal desde el primer día, según cuenta José Mocholí, uno de los afectados, al citado diario.

A partir del mes de marzo, una vez se resolvieron los problemas burocráticos comenzaron a trabajar, pero a pesar de que durante casi dos meses trabajaron durante «Jornadas intensivas, interminables…» no han cobrado nada.

El origen de esta situación es que los vehículos, que son propiedad de los transportistas españoles, fueron después rematriculados a nombre de una empresa local. A día de hoy la empresa valenciana (AQL) ha entrado en litigio con su socia en Sierra Leona y los transportistas permanecen en el país sin sus pasaportes y con los camiones retenidos por orden judicial.

Además los transportistas han perdido su pasaporte ya que al llegar al país y con el fin de que se agilizaran los trámites, los entregaron a los funcionarios y ahora nadie sabe dónde están, ni siquiera la policía. Podrían regresar a España pero dejando los camiones en Sierra Leona, algo a lo que se niegan porque « esto supondría ceder al chantaje de estos chorizos» dice Mocholí.

Actualmente los ciudadanos españoles están viviendo en una pensión de Freetown pagada con el dinero que envían sus familias desde España.
El Ministerio de Asuntos Exteriores afirma que el embajador español se reunió con ellos el pasado mes de Agosto y les ha ofrecido un salvoconducto para volver a España, extremo que niegan rotundamente los afectados.