Sanidad pagará 125.930 euros a la madre de un niño que murió por no ser asistido

El menor que sufría parálisis estuvo ocho horas en urgencias, tiempo durante el cual no se le realizó ninguna prueba

hospital
Lorena Gonzalez Pérez
6/11/2013

A veces las largas horas de espera en urgencias pueden tener consecuencias mortales. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha condenado a la Conselleria de Sanidad a pagar algo más de 125.930 euros a la madre de un menor de tan solo 16 años que sufría parálisis y que entró en urgencias con una perforación gástrica.

El menor estuvo cerca de ocho horas en urgencias del Hospital de Requena, tiempo en el que no se le realizó ninguna prueba y que bastó para que el joven se pusiera mucho peor. Un empeoramiento consecuencia de “la absoluta falta de asistencia médica” ya que no le practicaron pruebas hasta ocho horas después del ingreso.

hosp requena

Desde Sanitad ya se intentó indemnizar a la madre con 24.000 euros por este fallo médico, algo que recurrieron y que el magistrado ha reprochado que se concedió como si de una limosna se tratara. De este modo, en dicha resolución administrativa se asume que no se tuvieron en cuenta los antecedentes quirúrgicos del paciente para extremar precauciones, más aún al estar afecto de un síndrome que implica, entre otras cosas, una exploración especialmente dificultosa y poco esclarecedora”.

Otro dato significativo del caso pasa por la desaparición del expediente clínico. Y es que desde la inspección médica se denunció que los papeles médicos correspondiente al periodo comprometido entre la noche del ingreso hospitalario y la intervención no estaban por ningún sitio.