Salvados, Sin Transparencia: Volver a ver el programa en el que Jordi Évole entrevista a Julian Assange

Además, el periodista también habló con expertos sobre la Ley de Transparencia y comparó al sistema político inglés con el español

julian assange salvados jordi evole
Ximo Roselló
20/5/2013

Salvados vivió otro exitoso programa con el de Sin Transparencia en el que Twitter estalló con la entrada de Julian Assange en escena. En su entrevista, el fundador de WikiLeaks aseguró a Jordi Évole que la Ley de Transparencia española “tiene que aplicarse a las empresas que trabajen para el Gobierno”.

Anteriormente, el periodista habló con algunos expertos sobre la Ley de Transparencia. La periodista de investigación Mar Cabra aseguró que la palabra transparencia se está utilizando mucho en los partidos políticos pero “es una cortina de humo”.

Cuando se habla de transparencia se refieren a “una comunicación directa en la que hay confianza. Es lo que falta justamente en España que es uno de los países más opacos”.

Para seguir conociendo más sobre la Ley de Transparencia, Jordi Évole se trasladó a Londres, uno de los países más transparentes que existe. Borja Bergareche, corresponsal de ABC en Londres, corroboró que es el lugar “adecuado” para hablar de ello.

Jorge explica que desde el momento que hay un Parlamento, hace cientos de años, hay una cultura de transparencia integrada en el ADN del funcionamiento de las instituciones y de la vida de las personas.

A Borja le han llamado del Parlamento español donde se está debatiendo la Ley de Transparencia. Aseguró que es muy crítico con el proyecto. En España, “pretenden que la misión de azote permanente a los funcionarios apegados a los datos para que los suelten y los entreguen a los ciudadanos, lo ejerza un organismo dependiente administrativamente del ministerio de Hacienda. No será un organismo independiente. Nos deja fuera de la lógica más elemental”.

Évole también habló con un político de Londres, concretamente con Chris Bryant, diputado laborista, quien aseguró que los diputados nunca hacen declaraciones, responden a entrevistas. Las declaraciones “no existen”. Lo normal es que los periodistas les entrevisten duramente, algo impensable en España. Es diputado por la circunscripción de Rhondda, en el país de Gales y los viernes tiene casa abierta en su despacho donde el público puede ir si tiene un problema para que él les ayude.

Los ciudadanos tienen acceso directo a su diputado. “Si no lo haces, vas a perder en las próximas elecciones”. Admite que las campañas electorales en televisión ayudan, pero que si no le ven en la vida cotidiana, los ciudadanos piensan que están ahí por sí mismo y dejan de votarle. “Es algo habitual que los ciudadanos vayan a hablar con el diputado”.

En ese sentido, Évole le enseñó una intervención de Rajoy a través de un plasma, actuación anormal en Londres porque si “un político se esconde, pierde”. Para un inglés, “la cobardía es lo peor”. Los ciudadanos les ven también como corruptos “estamos tan abiertos y transparentes que se ve todo lo que hay bajo la ropa interior”.