Rita Barberá tacha de violentos a los miembros de Salvem el Cabanyal

La alcaldessa rechaza reunirse con los representantes de esta plataforma

rita barbera violentos
Ximo Roselló
5/10/2012

El tema de la rehabilitación del Cabanyal sigue dando de sí. Y una vez más la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha rechazo la petición de algunos vecinos y comerciantes del barrio del Cabanyal a favor de la remodelación de reunirse con represantes de Salvem el Cabayal, a quienes ha tachado de “violentos”.

«Lo he dicho mil veces, con gente violenta no me siento y ahí hay gente que la ha ejercido verbalmente, físicamente y por escrito, incluso actuando». Fue la respuesta a la pregunta de si recibiría a la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, opositora al plan urbanístico municipal al incluir la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar.

En cuanto a que los vecinos de uno y otro lado tengan puntos de vista en común, la alcaldesa lo considera una “buena noticia” y recordó que su equipo está trabajando para “encontrar una solución urbanística” que resuelva el problema definitivamente, en referencia a “la orden de paralización que metió la izquierda en este barrio querido de Valencia”.

El Consistorio mantiene la paralización de las licencias de obras en el ámbito del plan urbanístico, es decir, en la mayor parte del Cabanyal, al entender que así lo manda la orden ministerial de enero de 2010 emitida por la exministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.

«Trabajamos en la solución definitiva potenciando estos dos servicios mientras no se resuelva la orden de paralización que aprobó la izquierda». Otra alternativa que se estudia desde la Abogacía del Estado es la modificación de la propia orden, que consistiría en integrar la prolongación de la avenida sin que percuta a un expolio al patrominio arquitectónico del barrio.