Reishi: Qué es y qué beneficios tiene el hongo procedente de la medicina tradicional oriental

Después de que el escritor Fernando Sánchez Dragó confesara que uno de los pilares de su salud es la ingesta de reishi, la demanda de pastillas y tabletas de este hongo ha subido como la espuma

reishi que es
Ana Bort
15/4/2013

Después de que el escritor Fernando Sánchez Dragó confesara que uno de los pilares de su salud es la ingesta de reishi, la demanda de pastillas de este hongo ha subido como la espuma.

Este hongo crece en árboles de zonas húmedas tropicales o templadas, pero es complicado de encontrar en su estado natural por lo que hay muchos cultivos artificiales sobre árboles como robles, hayas o ciruelos a los que se inocula el hongo.

La medicina tradicional oriental lleva valiéndose de las propiedades de este hongo, al que consideran un pilar fundamental para garantizar la eterna juventud y una larga vida.

Parece ser que el reishi es un buen remedio de ayuda en el tratamiento del cáncer, ya que sirve para aumentar las defensas y así permitir al enfermo disminuir la cantidad de químicos en el tratamiento de quimioterapia. El reishi ayuda a reducir las náuseas, el agotamiento o los vómitos.

El reishi también resulta beneficioso para reducir los niveles de colesterol y además ayuda a los diabéticos a mantener constantes los niveles de azúcar en sangre. Quien está aquejado de fatiga crónica también puede hacer uso de este hongo.

La toma de reishi y el aumento de defensas que conlleva hacen que aumente la protección en el contagio de enfermedades respiratorias, como la gripe, bronquitis o resfriados. Además es recomendable contra el estrés.

Pero también hay que resaltar que una toma prolongada durante más de tres meses provoca gastritis, picor, boca seca, sangre en la nariz o en las deposiciones. Las mujeres embarazadas y los lactantes no deben ingerirlo y tampoco quienes tomen anticoagulantes.

La popularidad de este hongo ha hecho que en muchos establecimientos proliferen, pero hay que asegurarse de que se trata de la misma especie y por lo tanto debe adquirirse en establecimientos de confianza. Se suele vender en cápsulas o tabletas en herbolarios y farmacias.