Red Bull Stratos: Baumgartner saltará domingo 14 de octubre

Entre otras marcas mundiales, el paracaidista superará la velocidad del sonido en su caída de más de 36 kilómetros superando al coronel Joseph Kittinger.

1290862608001_1890979228001_ari-origin05-arc-166-1349877718650
Ximo Roselló
13/10/2012

La aventura Red Bull Stratos podría realizarse este domingo a las 14.00 horas (horario español). Si las condiciones lo permiten, el paracaidista austríaco Felix Baumgartner intentará ser el primer hombre que, sin ayuda mecánica, supere la velocidad del sonido al saltar desde 36.576 metros de altura.

Recordemos que el pasado martes esta expedición a la estratosfera se tuvo que suspender porque el viento no era favorable para el salto.

De realizarse este domingo este gran salto, Baumgartner batiría varias marcas mundiales. Una de ellas serías el récord de velocidad en caída libre al superar la barrera del sonido. Pero también de tiempo de descenso (algo más de cinco minutos) y, por supuesto, de altura de salto.

Precisamente, este récord aún está en posesión de uno de los grandes consejeros y amigos de Baumgartner en este proyecto, el coronel del ejército estadounidense Joseph Kittinger.

Se trata de un mito, todavía vivo, del paracaidismo desde que en 1960 batiera el récord de altura para un salto paracaidista al lanzarse desde los 31.300 metros sin otro objetivo que el de conocer los límites del cuerpo humano a gran altura.

De este modo podían ser conscientes de los riesgos que corrían los pilotos de aviones de guerra y probar los nuevos trajes presurizados para los futuros astronautas.

Un hito para el que el coronel Kittinger, piloto de combate, fue asignado a los Laboratorios de Investigación Médica Aeroespacial del ejército con el fin de realizar tres saltos en paracaídas, en una condiciones muy similares a las que soportaban dentro de los aviones pilotos de combate.

Tres saltos de leyenda son los que este coronel ha realizado. El primero fue en 1959, de 23.287 metros, en los que un fallo en su equipo casi lo deja sin vida. Sin embargo, Joseph Kittinger no dudó en volverlo a intentar tres semanas después con un salto de 22.769 metros.

Finalmente, el coronel dio su tercer y más alto salto con una caída de 4 minutos y 36 segundos en los que alcanzó los 988 kilómetros por hora. Una nueva marca mundial que, previsiblemente, será superada mañana.

Su gesta facilitó toda la tecnología y tácticas que emplean en la actualidad todos los ejércitos del mundo en sus unidades de paracaidistas de combate en los llamados saltos HALO, que permiten, entre otras cosas, lanzar a grupos de élite a gran altura -en torno a 8.000 metros- sobre una zona de operaciones, para no ser detectados.

No es de extrañar que, Felix Baumgartner, el ‘hombre pájaro’ de Red Bull, durante los más de dos años que lleva gestándose su salto ha contado con el coronel Kittinger como asesor del equipo y amigo. Además, el austríaco ha seguido al milímetro muchos de sus consejos para evitar ‘sustos’ y garantizar el éxito del proyecto que espera ver finalizado, con éxito, este domingo.

Quien quiera ver esta hazaña podrá hacerlo en directo este domingo a las dos del mediodía desde la página web www.redbullstratos.com.