Récords de los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Nuevas marcas se han vuelto a batir en estos Juegos Olímpicos en los que, en cada cita, resultan más increíbles.

EEUU record relevos
Ximo Roselló
13/8/2012

Algunos impensables, otros más esperados, incluso habían curiosos pero, desde luego, conseguirlos era lo más deseado. Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 ha dejado nuevos récords para el asombro y el recuerdo.

Antes de empezar los Juegos ya había un nuevo récord. Se trata del jinete canadiense Ian Millar que, con 65 años, cumplió su décima participación en unos Juegos Olímpicos. Empezó en Munich 72 con 25 años y 40 años después ha estado en Londres.

Si los años acumulados marcaron un récord, los 16 años de Ye Shiwen no pasaron desapercibidos. La china consiguió una marca de 4′ 28” 43. Se trató del primer récord femenino en estos Juegos y desbancó a la anterior récordwoman en el tramo de crawl, la norteamericana Elisabeth Beisel.

En los 100 mariposa femenino, Dana Vollmer ganó el oro con un récord único puesto que ninguna mujer había logrado antes bajar de los 56 segundos en esta categoría. En la masculina, el sudafricano Cameron Van der Burgh consiguió superar una marca fechada en 2009 por Brenton Rickard al llegar a los 58’46.

Siguiendo con natación, en 200 libre el frances Yannick Agnel logró la mejor marca nunca vista en unos Juegos con 1’43”14. En la categoría femenina, la china Ye Shiwen volvió a marcar un nuevo récord esta vez en los 200 estilos con un tiempo de 2’08”39.

Como no podía ser de otro modo, Michael Phelps volvió a ganar una medalla convirtiéndose así en el deportista más laureado de la historia. Gracias a la que ganó en el 4×200 libre consiguió ponerse por delante de la gimnasta ucraniana Larisa Latynina.

Otra estadounidense, Missy Franklin, de 17 años, ganó el oro en 200 metros espalda y arrebató el récord del mundo a Kirsty Coventery con un tiempo de 2’04’06. Franklin repitió oro al sumarse al de los 100 espalda.

En heterofilia, el chino Un-Guk Kim alzó 327 kilos, una cifra que le sirvió para conseguir un récord mundial.

Gran Bretaña fue la reina del ciclismo en pista al lograr el oro y superar el récord primero en semifinales y después en la final marcando finalmente un 3’51’659 inalcanzable para los demás cuartetos. Los nombres que quedarán guardados en la historia son Edward Clancy, Geraint Thomas, Steven Burke y Peter Kennaugh. 

En atletismo, la australiana Sally Pearson consiguió un tiempo de 12’35 en 100 metros vallas femenino que le valió para hacerse con el oro y batir un nuevo récord.

En tiro con arco, uno de los récords más curiosos fue el de Im Dong-hyun, de Corea del Sur quien batió todas las marcas mundiales a pesar de ser técnicamente ciego.

El equipo de relevos 4×100 metros femenino de Estados Unidos impuso una nueva marca mundial, así como el keniata David Lekuta Rudisha en los 800 metros planos bajando del minuto y 41 segundos. En cuanto al equipo de relevos masculino fueron Bolt y compañía quienes pulverizaron las marcas.

En el voleibol playa, las estadounidenses Misty May-Treanor y Kerri Walsh Jennings no sólo lograron la mayor cantidad consecutiva de medallas de oro en ese deporte, sino que lo hicieron con unos resultados impresionantes: ganaron 21 partidos olímpicos consecutivos entre 2004 y 2012, se impusieron en 42 sets y sólo perdieron uno.

Hazañas destacables

Oscar Pistorius no ganó ninguna medalla ni batió ningún récord pero se convirtió en el primer atleta con las piernas amputadas en competir en unos Juegos Olímpicos.

Usain Bolt tampoco batió ningún récord a nivel individual esta vez pero sí se convirtió en una leyenda viva. De momento, el jamaicano es el único atleta que repite doblete en 100 y 200 metros.

En el deporte de yudo, Wojdan Ali Seraj Abdulrahim Shaherkani se convirtió en la primera mujer saudí que compite en unos Juegos.