¿Qué ha ocurrido con Flappy Bird?: El autor del juego para móviles elimina Flappy Bird porque ‘lo odia’

Flappy Bird ingresaba 50.000 euros al día por publicidad pero el creador dice que ha roto su vida cotidiana y que ahora lo odia

flappy bird
Ana Bort
10/2/2014

Hay muchas maneras de gestionar el éxito. Hay quien, cuando se hace famoso, se dedica a saborearlo mientras planea cómo conseguir cada vez más y no para hasta que no le da una vuelta de tuerca que acerque unos centímetros más las mieles del éxito eternas.

Pero no todo el mundo es así. Hay quien termina harto y decide acabar con todo. Justo esto es lo que le ha pasado a Nguyen Ha Dong, mente pensante de uno de los juegos gratuitos más famosos de iPhone y Android, Flappy Bird.

El día 8 de febrero por la noche anunció a través de su perfil de Twitter que iba a quitar el juego de forma permanente en 22 horas, ‘no es nada relativo a asuntos legales’, apuntaba, ‘no puedo soportarlo más‘.

Él sabía que la gente se iba a sorprender mucho y que nadie iba a comprender su decisión, pero Dong no dudó y apuntó que el juego, que había tenido cincuenta millones de descargas, iba a desaperecer.

Ahora Dong no se digna a contestar a los usuarios, su teléfono no responde y no quiere hablar más de la cuenta sobre las razones que le han llevado a querer hacer desaparecer su juego estrella, que consistía en llevar un pájaro a través de unos tubos, muy inspirado en Mario Bros.

flappy bird 02

flappy bird 03

Nintendo no tenía intención de demandar al creador de Flappy Bird, que ingresaba una media de 50.000 dólares al día en publicidad. Hay versiones que apuntan que Dong quiere evitar posibles problemas legales futuros, pero él no tenía intención de vender el juego o de hacerlo crecer.

‘Esto no está relacionado con asuntos legales. Solo no puedo seguir. Tampoco venderé Flappy Bird. Por favor no me pregunten‘, apuntaba el creador desde las redes sociales. ‘Puedo decir que Flappy Bird es un éxito mío, pero también ha arruinado mi vida cotidiana, así que ahora lo odio‘.

Debido a este repentino rechazo del autor por su propio juego, hoy el juego ha sido borrado tanto de la App Store como de Google Play.