¿Qué es el Fair Play Financiero? El juego limpio financiero en el fútbol

Estas son las normas que rigen el juego limpio financiero marcado por la UEFA

3589c030-ab6a-11e3-88d8-2719ac664316_UEFA
Alberto Ferrer
5/11/2014

Peter-Lim-llegada-MestallaEl pasado abril de 2013, la UEFA, organismo que rige el fútbol europeo, marcó una serie de pautas para asegurar el saneamiento de las cuentas de los clubes del viejo continente.

Así pues, el llamado Fair Play Financiero no es otra cosa que unas normas con el objetivo de que las entidades no gasten más dinero del que ingresan. De esta manera, el déficit acumulado en tres años no puede ser mayor a 45 millones de euros, así como presentar un plan para el pago de la deuda. Cualquier club que no cumpla con estos requisitos podría ser sancionado sin competición europea.

Seguidamente, otras de las aclaraciones respecto a este Fair Play Financiero en el mundo del fútbol son las siguientes:

– Cualquier club que juegue competición europea no puede tener deudas con otros equipos, jugadores o autoridades tributarias.

– Cada entidad puede gastar hasta 5 millones más del dinero ingresado en un periodo de evaluación de tres años. Después de este tiempo se podrá poner un límite siempre que éste sea posible para el club respecto a su futuro.

– No cumplir el Fair Play Financiero no excluirá a los clubes de manera inmediata de las competiciones europeas, pero podrá dar lugar a otras sanciones en cuanto a impedir que fiche durante un tiempo, multas económicas o reducción de puntos en su liga nacional.

– Claridad en las cuentas. Cualquier club ha de mostrar los acuerdos alcanzados por parte de la entidad con terceros respecto a la compra-venta de jugadores.

Sin duda, esta juego limpio en materia financiera afecta, sobre todo, a clubes en los que acaban de desembarcar grandes fortunas a pesar de su baja capacidad económica anterior. Aquí destacan algunas entidades como el Manchester City, PSG, Mónaco o, recientemente, el Valencia CF.

Las fortunas de sus magnates son muy importantes, pero los ingresos no son tan elevados como para permitir un gasto desmedido proveniente de fondo externos de la propia cartera del nuevo propietario.