Power Electronics vs Real Madrid: 66-75

Toca acudir a la épica. El Power Electronics cayó de nueve ante el Real Madrid en el tercer partido de los cuartos de final de la Euroliga y ya sólo le queda ganar el próximo partido en La Fonteta y el quinto en Madrid. El partido parecía bajo control. Pesic había mandado a sus jugadores […]

colaborador
30/3/2011

Toca acudir a la épica. El Power Electronics cayó de nueve ante el Real Madrid en el tercer partido de los cuartos de final de la Euroliga y ya sólo le queda ganar el próximo partido en La Fonteta y el quinto en Madrid.

El partido parecía bajo control. Pesic había mandado a sus jugadores realizar posesiones largas, jugar el pick and roll con Omar Cook, darle responsabilidad a Rafa Martínez y las órdenes de atar a Tomic arriba. Durante la primera mitad, sin contar lo de Tomic -que paseó por la zona con Javtokas y Lishchuk de secundarios- funcionaba y, a pesar del juego interior blanco, los taronjas se marchaban con un 34-31 al descanso. Además, hay que resaltarlo, la afición que acudió a la Fuente de San Luis estaba de once. La caldera no paraba de rugir.

Tras el descanso, del que los de Molin salieron vivos, resurgió el Real Madrid y se empezó a encoger el Power. Apareció la figura del hombre del partido. El pivor norteamericano Fischer engordaba unos números que serían de 19 puntos, 8 rebotes y 2 tapones al final del encuentro con 27 de valoración. Para entonces, el juego interior blanco, el gran negro de los taronjas, ya era dueño del partido y, mientras los de Pesic se perdían en los lanzamientos de tres de Savanovic, la defensa de Llull y el rebote de Reyes dinamitaban el sueño del Power.

El último cuarto, de descalabro local, acabó con un 15-27 que dio la victoria al Real Madrid y medio billete para la Final Four. Toca reponerse casi sin tiempo.