Polémica sobre la operación de Angelina Jolie: Es gratuita en España pero no recomendable en todos los casos

Las redes sociales se encargaron ayer de distribuir a lo largo y ancho del mundo la noticia y la idea general, más allá de que Jolie tuviera un 85% de posibilidades de desarrollar un cáncer de mama, era que se había extirpado las mamas casi por capricho

angelina jolie polemica operacion
Ana Bort
15/5/2013

Tras el anuncio de Angelina Jolie de haberse sometido a una mastectomía doble para evitar padecer un cáncer de mama (puesto que poseía un 85% de posibilidades de tener la enfermedad debido a sus antecedentes) muchos han alabado su decisión, mientras otros la han criticado.

Lo cierto es que Jolie ha tenido que pagar una importante suma de dinero para poder practicarse esta compleja cirugía, gesto que ha hecho que muchos alcen la voz en contra de la actriz suponiendo que con dinero puede pagarse todo. Pero en España este tipo de intervenciones están cubiertas por la Seguridad Social.

Muchas comunidades autónomas cuentan con unidades de consejo genético para detectar tumores de origen familiar y dar un servicio de medicina preventiva, como en el caso de Jolie.

El caso de Jolie no es frecuente, ya que el cáncer hereditario solo lo padecen entre un 5% y un 10% de los casos, pero contar con antecedentes directos que hayan padecido la enfermedad es una potente señal de alarma. Es el primer paso para someterse a un estudio genético.

La opción tomada por la actriz estadounidense es la más radical, que consiste en la extracción de la glándula mamaria para sustituirla por una prótesis. Como no se extrae la glándula completa, queda un riesgo residual de padecer la enfermedad. Eso sí, solo es recomendable para mujeres con unas posibilidades genéticas muy altas de sufrir cáncer de mama.

Las redes sociales se encargaron ayer de distribuir a lo largo y ancho del mundo la noticia y la idea general, más allá de que Jolie tuviera un 85% de posibilidades de desarrollar un cáncer de mama, era que se había extirpado las mamas casi por capricho.

Psicólogos y médicos han apuntado que este tipo de mensajes suelen tergiversarse y que hay que tener en cuenta que la doble mastectomía conlleva un proceso duro y doloroso y es una última opción. Puede optarse por someterse a tratamientos hormonales o mamografías cada tres o seis meses para detectar el cáncer en su etapa más temprana.