6 noviembre, 2013
Escrito por Luis Imbernon

Miroslav Djukic, entrenador del Valencia, quiso tener unión en el vestuario y se llevó a la plantilla de comida para hacer piña tras la destitución de Braulio Vázquez.

El mismo día que Braulio Vázquez, ex Director Deportivo del Valencia, fue a la Ciudad Deportiva de Paterna a despedirse de los jugadores, del cuerpo técnico y de los empleados del club, se realizó una comida para estrechar lazos, reforzar la unión del grupo y dar una imagen de estabilidad.

La comida tuvo lugar después del último entrenamiento en Paterna antes de viajar a Suiza para medirse al St. Gallen en la fase de grupos de la Europa League. Para el encuentro, Djukic ha convocado a todos sus jugadores disponibles.

El Valencia no está pasando por uno de sus mejores momentos y la destitución de Braulio es un nuevo capítulo en una temporada muy irregular del conjunto blanquinegro. Además de los malos resultados cosechados, el Valencia está viviendo un incidente tras otro. Desde la salida de tono de Rami en una radio criticando al equipo y al entrenador hasta las derrotas que le han hecho estar a cuatro puntos del descenso o los pitos de Mestalla a sus propios futbolistas.

El club cree que la mejor opción es destituir a Braulio y ya le buscan sustituto. Aunque la salida del ex Director Deportivo aún no está cerrada, pues exige los 600.000 euros que le deben por esta temporada y dos más de contrato y el Valencia quiere negociar para no pagarle todo.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta