Multas con radar en Marqués del Turia con motivo de los atropellos

Los policías mantendrán las rondas de la periferia como zonas preferentes

control radar marques del turia
Ximo Roselló
22/11/2012

Con motivo de los últimos atropellos vividos en la gran vía Marqués del Turia, la Policía Local ha estacionado un monovolumen de la Dirección de Tráfico para medir las velocidades de los coches que pasan por allí, a la altura de la calle Pizarro. Se multará a todos los que excedan los 50 por hora.

La Policía se encuentra unas calles más para allá, en dirección al túnel de Germanías. Allí se ha habilitado un carril con conos donde los agentes detienen a los coches que, previamente, se les ha avisado por radio de que han sobrepasado la velocidad permitida.

Los controles de velocidad se han extendido de esta manera a las calles principales del Ensanche, donde rara vez se coloca la Policía Local para este tipo de campañas preventivas. En el último mes se han producido cuatro atropellos mortales en la ciudad, uno en la gran vía Fernando el Católico y otro en la gran vía Germanías, zonas cercanas al lugar del control realizado ayer y que forman parte del mismo eje, el segundo cinturón de ronda.

Acerca del control en Marqués del Turia, el vehículo con radar estaba tan encajado en su plaza de estacionamiento que impedía la visión a los conductores que salían por ese cruce. En apenas unos minutos fotografió varios vehículos, conductores que aprovechaban el verde de los semáforos para rebasar con amplitud la velocidad máxima permitida.