Mueren ahogados dos bañistas en Castellón y Canet d’En Berenguer

La primera víctima, una mujer de 46 años, nadaba con su hija, que resultó ilesa. La segunda víctima, un hombre de 35, se bañaba cuando la bandera era amarilla. No se pudo hacer nada por ninguno de los dos.

img_24748
Andrea López
26/8/2013

Durante la jornada de ayer murieron dos personas en las playas de Castellón y Canet d’En Berenguer. Las víctimas fueron rescatadas por los socorristas pero no se pudo hacer nada por sus vidas.

La primera víctima fue una mujer de 46 años de edad en playa El Pinar de Castellón. Al parecer, la víctima, de nacionalidad rumana, se estaba bañando con su hija de 29 años cuando se ahogó. La hija resultó ilesa.

Según informaron fuentes del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) y la Policía Local, todo sucedió al rededor de las 10.25 h de la mañana. Varios bañistas llamaron al servicio de emergencias avisando de que había una bañista que pedía auxilio desde el mar porque se estaba ahogando.

Antes de que llegara el SAMU, agentes del servicio especial de la playa, personal de Salvamento Marítimo, varios socorristas, algunos bañistas que estaban en la playa y una inspectora que estaba fuera de servicio se lanzaron al agua para poder salvar a la mujer.

Consiguieron arrastrar a la mujer a la orilla de la playa, pero ya estaba inconsciente. Le practicaron las labores pertinentes de reanimación pero los facultativos del SAMU, que llegó minutos después al lugar de los hechos, tan solo pudieron certificar su muerte.

La otra víctima falleció ahogada en la playa de Canet d’En Berenguer. Tenía 35 años y emprendió el baño cuando la bandera que ondeaba sobre la arena era amarilla. El Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) recibió el aviso a las 15:32 h de la tarde. Los socorristas sacaron al joven del agua e intentaron reanimarlo. El equipo del SAMU llegó unos minutos después e intentó salvarle la vida, pero ya era demasiado tarde.

Además, los servicios sanitarios tuvieron que antender a otro hombre de 34 años que al parecer era amigo de la víctima y había acudido con él a la playa. Los dos podrían haber estado nadando juntos cuando ocurrieron los hechos. Esta persona tuvo que ser trasladada al hospital de Sagunto, ya que presentaba síntomas de haber tragado mucha agua y un fuerte ataque de ansiedad.

Desde junio ya son 24 las personas que han fallecido ahogadas: 18 en playas y 6 en piscinas. De los fallecidos, el más pequeño tenía 16 meses y el mayor 60, pasando por un menor de 14 años.