Muere Sor María, la imputada en el caso de niños robados

No tenía buena salud y la religiosa perdió la vida el pasado martes a sus 87 años

sor maria robados
Ximo Roselló
24/1/2013

María Gómez Valbuena, más conocida como Sor María murió el pasado martes en el convento de las Hijas de la Caridad de San Vicente Paúl por problemas de salud. La religiosa tenía 87 años y declaró como imputada el pasado 12 de abril después de que María Luisa Torres le acusara de haberle arrebatado a la hija que tuvo en 1982 en la misma Clínica de Santa Cristina. Se trataba de la primera denuncia de niños robados que llegó al juzgado

María Luisa Torres pudo reencontrarse con su hija Pilar en 2011 después de confirmarse su relación biológica por unas pruebas de ADN. El 3 de abril de 2012, ratificó ante el juez que Sor María le quitó la niña por adúltera, ya que el padre no era su marido.

Entre septiembre y octubre de 2012, el juez Carretero citó a declarar a veinticuatro testigos, en su mayoría médicos, además de requerir pruebas documentales, como las partidas de nacimiento y la escritura de adopción de la supuesta “niña robada” y la historia clínica de la madre biológica. Varios médicos confirmaron que la religiosa era la única responsable de las adopciones y que tenía un poder omnímodo para entrar y salir en la zona de los nidos y las incubadoras.

A Sor María se le imputaba por los delitos de detención ilegal y falsedad de documento públco, además de estar implicada en otros tres casos, por lo menos, que se están investigando en Madrid