Muere Adolfo Suárez ¿Cuál fue su papel en la transición española?

El expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, ha fallecido hoy después de cerca de 10 años sufriendo Alzheimer.

adolfo suarez
José Ferrando
23/3/2014

Adolfo Suárez González fue el primer Presidente del Gobierno democrático en España entre 1976 y 1981, así como también el último jefe del ejecutivo de la dictadura franquista.

Oriundo de Ávila, donde nación hace ahora 81 años, el expresidente ha fallecido hoy en la Clínica Cemtro por complicaciones respiratorias producto de la enfermedad de Alzheimer que viene padeciendo desde hace más o menos una década.

El expresidente, que ostenta el título de Conde de Suárez y es Grande de España, será homenajeado por las instituciones del Estado, hecho que se sumará a la declaración de luto nacional realizada por el propio Rajoy.

La capilla ardiente para velar al difunto se instalará, si la familia así lo desea, en el Congreso de los Diputados, desde donde se le trasladará para realizar el Funeral de Estado.

En caso de que la familia desee algo íntimo, el homenaje institucional se produciría de cuerpo ausente.

Suárez, que provenía de Falange Española y llegó a ser Ministro del Movimiento Nacional durante la jefatura de Estado del dictador Francisco Franco, fue elegido por el Rey Juan Carlos I para formar Gobierno en 1976, sin que hubiera elecciones de por medio.

adolfo suarez y la bandera franquista

Ahí fue cuando empezó su importante rol en la transición democrática española, que fue siempre muy contestado desde la izquierda. Su origen franquista hizo recelar a los contrarios al régimen desde un primer momento, y de hecho cerca estuvo de producirse un importante altercado respecto a la legalización del Partido Comunista antes de las primeras elecciones democráticas.

Suárez, tras crear una Ley de Disolución de las Cortes franquistas y convocar elecciones a Cortes Constituyentes para que redactaran una Constitución, consiguió mantenerse en la presidencia gracias al buen funcionamiento de sus actuaciones de ruptura pactada con el régimen, hecho por el que su partido ganó las elecciones generales.

Una figura básica para la transición española, gracias a la cual conseguimos dejar atrás cuarenta años de dictadura y abrazar la democracia sin ningún incidente de gravedad.