MTV Gandía Shore Episodio 9: Tras la bronca llega el relax

Ylenia sigue por Labrador, Core por Abraham y Arantxa por todos. El despertar de la siesta de Esteban revoluciona a las chicas y por fin, en grupo, salen a matar, aunque el resultado lo veremos en el penúltimo capítulo de la semana que viene

gandia shore episodio 9
Ana Bort
10/12/2012

La semana pasada dejamos la casa en estado de sitio. Todos contra Ylenia, Ylenia contra todos, Ylenia contra Gata, Core y Gata contra Ylenia. Aunque parece que vayan a levantarse de la mesa y vayan a matarse, nunca llegan a las manos y siguen conviviendo en la casa de Gandía de forma sorprendente.

Core, que ya ha olvidado a su novio, no tiene problemas en reconocer que le gusta Abraham. Le mola, vale (como diría ella). No pierde la ocasión de colarse en su cama pero el chico, con el que siempre se ríe, nunca le da lo que ella quiere. Por lo menos su autoestima no se ve dañada ya que ella considera que si no quiere tema es que no es suficientemente hombre. Y tan tranquila.

Por su parte, Ylenia parece que hace siempre lo contrario a lo que haría cualquier persona que busque la paz, el sosiego, la amistad y el amor. Cuando echan cuentas y ven que falta dinero, a la de Benidorm le falta aire para acusar a Core y a la Gata de habérselo apropiado para ir a la peluquería y de compras. Aún así, en un rato en la piscina Ylenia ‘parece’ que le pide disculpas a Core por su carácter, aunque le dice que ella trata así a sus amigas (extrañeza, pánico, necesidad de atención terapéutica) y que sabe que debe cambiar, pero que cuando piensa algo lo dice inmediatamente y no lo puede evitar. Core, toda morena ella y sin pestañear le dice que sí, que muy bien, que ya veremos. No se fia ni un pelo de Ylenia y sabe que su carácter cambia tanto como el viento. Se aprecia un poco de sabiduría (a veces) en esa casa.

Desde MTV no hacen más que idear actividades para que los chicos de la casa se lo pasen bien y dejen de chillarse y por eso se los llevaron a dar vueltas con motos de agua. Qué casualidad, qué extraño, que Ylenia y Labrador acabaran en la misma moto. Y de la moto al catre no hay ni medio metro, asi que como era de esperar la eterna no pareja se ha dado un revolcón ante la atenta mirada de Esteban, el guardián de la casa.

Aquellos que anoche estuvieran viendo el capítulo de Gandía Shore pudieron presenciar el adelanto de un spin off de ‘Heidi’, en el que las chicas se revolucionaron como adolescentes de 12 años al ver el ‘alegre’ despertar de la siesta de Esteban. El chico no tuvo problemas de mostrar bajo el pantalón su enhiesto miembro tras haber dormido y las chicas, que manifestaron haberse puesto cachondas, se acercaban a él con la mano extendida dispuestas a palparlo. Lo nunca visto.

Por la noche todos quieren guerra y se visten para la ocasión, sobre todo Arantxa, que se enfunda un equipo de inspiración burlesque que hasta sorprendió a sus compañeros de casa, que ya es decir.

Labrador llama a una amiga suya, con la que entrena y entre risas y cachondeo le asegura que ‘puede estar tranquila’, que en Gandía ‘solo hay callos’. Esta declaración molesta a Ylenia, que está pintándose la raya del ojo casualmente a tres metros del teléfono. La de Benidorm dice que sí, que en Gandía solo hay callos, pero que bien que se mete en su cama.

La noche, como siempre. MTV censura las partes íntimas de Core mientras baila en la barra, Ylenia y Labrador se pasan los chupitos por la boca, Arantxa decide que le da igual la carne o el pescado y reparte besos tanto a chicos como a chicas… La noche acaba con un poco de triunfo por ambas partes, pero eso lo tendremos que ver en el próximo capítulo, el penúltimo de la temporada.