Matan a una mujer de 47 años y hieren a su pareja al asaltar su casa de campo en Sagunto

El robo se ha descartado como móvil y todavía se investiga el entorno de la pareja. La mujer murió en el acto y el hombre, de 50 años, fue ingresado fuera de peligro.

Las autoridades sacan de la casa a la mujer asesinada
Andrea López
19/8/2013

Cerca de las seis de la madrugada de ayer, Plácido llamaba angustiado al 112 anunciando que habían entrado en su casa con una escopeta y habían disparado contra él y contra su pareja, Dangira, que estaba agonizando en la cama.

Todo ocurrió cuando el matrimonio dormía tranquilamente en su casa de campo, situada a 20 kilómetros de Sagunto, en el camino rural de la Hostelera.

Al parecer, uno o varios asaltantes entraron en la vivienda antes de que amaneciera y sin mediar palabra abrieron fuego contra la pareja. La mujer, de 47 años y de nacionalidad lituana, murió en el acto al recibir al menos un disparo en el pecho. El hombre, de 50 años, resultó herido en la parte del glúteo con varios perdigones.

Su estado no es grave pero no ha querido hacer declaraciones sobre los hechos: “Estoy bien. No puedo hablar, la Guardia Civil nos ha dicho que no digamos nada”.

Después de efectuar la llamada al 112, se personaron en la casa de campo varias ambulancias del SAMU y patrullas de la Guardia Civil. Trasladaron a Plácido al Hospital de Sagunto, donde fue ingresado ya fuera de peligro, pero no se pudo hacer nada por la vida de la mujer. El asaltante, o asaltantes, abrió fuego a poca distancia contra Dangira y ésta podría haber muerto en el acto.

No obstante, se esperan los resultados de la autopsia que se le realizará hoy en el Instituto de Medicina Legal de Valencia.

La Guardia Civil está investigando el asesinato de la mujer y el homicidio en grado de tentativa del herido. Se ha descartado que pudiera ser un robo, pues en la casa no faltaba nada y no había sido registrada. Pero todavía es pronto para afirmar nada.

Otra de las líneas de investigación abierta guarda relación con la pintada que se encuentra en la entrada de la casa. En ella se lee “Paga o muere”, pero se cree que la inscripción es de hace un tiempo.

También se está investigando el entorno de la pareja. Una vecina afirmó que el matrimonio tenía problemas con un tercer vecino con el que antes guardaban una estrecha relación. Al parecer, los asaltados se habrían quejado de las fiestas que montaba la hija de su vecino y amigo y eso podría haber terminado con la relación.

“Eso son tonterías. Ya no había contacto porque hacía tiempo que no subíamos al campo y porque siempre hay gente con la que te llevas mejor que con otra”, aclaró dicho vecino, que acudió a la zona al enterarse de lo ocurrido para ver si su casa había sido asaltada.

La pareja llevaba algo más de dos años juntos, una relación que empezó después de que la mujer de Plácido muriera arrollada por un tren.