Los peces raya vuelven a las playas valencianas: Ayer se capturó al tercero en la playa del Cabanyal

La presencia de estos animales acuáticos en las costas puede deberse a un aumento de la temperatura del agua. Los dos primeros capturados estaban enfermos y se espera el resultado del análisis del encontrado ayer

152953795
Andrea López
5/8/2013

Vuelven las rayas y las medusas. La presencia de estos animales sacó ayer del agua a los bañistas de las playas de Valencia durante algunas horas.

La primera alarma sonó en la playa del Cabanyal, donde se repetía la misma historia del miércoles pasado: la avistamiento de un pez raya. En esta ocasión, las autoridades y el personal especializado de l’Oceanogràfic consiguieron atrapar al animal marino, de unos tres kilos de peso.

La segunda alarma sonó en la playa de la Pobla de Farnals, en la comarca de la Horta Nort, donde a las doce del mediodía se avistaron al menos tres peces raya. La playa fue enseguida cerrada al baño, y los socorristas, junto con la Policía Local, buscaron en barca por la zona costera, pero los peces no fueron encontrados. Una vez las aguas volvieron a ser seguras, el baño quedó abierto para los turistas y visitantes.

Pero las medusas también hicieron de las suyas. En las playas de L’Abre del Gos, El Saler, La Garrofera y La Devesa la presencia de estos animales marinos obligó a los socorristas a levantar la bandera amarilla durante algunas horas.

Con la captura de ayer ya son tres peces raya los que se han podido atrapar en las costas valencianas. El primero de ellos sufría una infección ocular, y el segundo padecía úlceras. Del estado del tercero, de 30×40 centímetros, no se ha dicho nada todavía, pero los biólogos sospechan que la presencia de estos animales en las zonas costeras, algo nada habitual, se puede deber al aumento de la temperatura del agua y al estado de enfermedad de los ejemplares atrapados.

Estos animales no son una amenaza para los bañistas y suelen huir de la presencia de éstos, pero poseen en el primer tercio de su cola un aguijón venenoso que puede provocar dolor intenso.