Los huertos urbanos conquistan los barrios de Valencia

Torrefiel y San Marcelino siguen el ejemplo de Benimaclet recuperando solares para el autosoncumo

versalles potager roi 005
Ricardo Dominguez Sánchez
9/12/2014

La huerta valenciana. En gran parte del país se ha oído hablar de ella, y todavía hoy puede verse a lo largo de la provincia. Aunque la industrialización y la especialización en el sector servicios parecían acabar con ella, parece que en los últimos años está resurgiendo con fuerza.

Los vecinos de Benimaclet fueron de los primeros en entornar los ojos ante esta nueva vieja posibilidad. Ante la crisis del cemento, adquirieron los solares para cultivar y dedicarlas al autoconsumo. Fueron necesarios arduas negociaciones, pero actualmente se trata de parcelas repletas de huertos.  huertos-benimaclet-jmonta--660x371

Valencia huerta urbana

En otros barrios parece que está cundiendo el ejemplo. Lejos de ver nuevos edificios, la huerta vuelve a ganar terreno en la ciudad. Torrefiel y San Marcelino están siguiendo el camino marcado por Benimaclet y parece que pronto se unirán más. Por ejemplo, Museros lanzó hace unos meses una iniciativa para que cada vecino pudiera tener una pequeña parcela cercana a la localidad, en la que pudieran plantar aquello que quisieran.

El proceso no es tan fácil, ya que hay que conseguir la propiedad de los terrenos, saber cultivarlos y dedicarles tiempo y esfuerzo. Sin embargo, las recompensas son grandes y además de conseguir algo de comida apoyas un estilo de vida urbano más saludable y respetuoso.