Los anuncios de Estrella Damm

Ahora que las playas valencianas se van a llenar de gente alrededor de hogueras para celebrar San Juan, GenteValencia.com se hace eco de una lozana pero arraigada tradición de esta fechas de bienvenida del Verano, los anuncios mediterraneos  de Estrella Damm Esta popular marca de cervezas española, ha sabido conectar con el público joven de […]

neivamara
20/6/2010

Ahora que las playas valencianas se van a llenar de gente alrededor de hogueras para celebrar San Juan, GenteValencia.com se hace eco de una lozana pero arraigada tradición de esta fechas de bienvenida del Verano, los anuncios mediterraneos  de Estrella Damm

Esta popular marca de cervezas española, ha sabido conectar con el público joven de una manera espectacular, ha conseguido plasmar las aspiraciones de su target en dos películas de apenas 4 minutos cada una.

Esta campaña de publicidad que consiste en reivindicar los encantos mediterráneos, es un spot que se divulga en el cine y en televisión, pero ha sido en Internet y en plataformas como Youtube y redes sociales como Facebook, dónde ha cosechado su mayor éxito de audiencia.

El éxito de la campaña no se basa solo en saber dónde encontrar a tu público, sino en conocer sus gustos, anhelos, deseos y saber comunicárselos. La sensación de felicidad y de ‘buen rollo’ que respiran los personajes ha sido determinante para construir una férrea imagen de marca en tan solo un año.

Pero sin duda, como en muchos anuncios, el factor determinante es la música escogida para personalizar la historia, aquí no hay duda, tanto Summercat o Applejack que se han convertido en canciones del verano, han sido vitales para lograr el objetivo.

Anuncio de Estrella Damm 2009

Ambientación en Formentera, música de Billie The Vision titulada Summercat


Anuncio de estrella Damm 2010

Ambientación fiestas de San Juan de Menorca, música de The Triangles titulada Applejack

Los  protagonistas de los anuncios de Estrella Damm son el verano y la playa, el propio botellin es un actor secundario pero siempre constante, permitiendo hacer más creíbles las historias.