Liga BBVA. Resumen y análisis de la jornada 26 de la Liga española

Repaso a lo acontecido en la jornada 26 de la Liga BBVA española

levante-os-2_17995_11
Alberto Ferrer
3/3/2014

¿Ha vuelto la Liga de dos? Los datos dicen que no y, sobre todo, el fútbol, pero lo cierto es que el empate en el derbi de la capital de España ha dejado tercero al Atlético si tenemos en cuenta la victoria del Barcelona. A un punto están los catalanes del Real Madrid en estos momentos. Asimismo, los pinchazos más sonados de la jornada los protagonizaron el Valencia en Vallecas, la Real Sociedad en el Pizjuán y el Villarreal, que empató a uno frente al Betis en El Madrigal.

La jornada la abrió el pasado viernes el Athletic. Los leones, que perdieron el embrujo de La Catedral hace un par se semanas frente al Espanyol, debían volver a envolver de magia su templo y lo hicieron. A base de goles y de un inspirado Aritz Aduriz, los de Ernesto Valverde sacaron tres puntos con holgura y brillantez ante un Granada con pocas ideas y desbordado.

El sábado el Málaga y el Valladolid se citaron en La Rosaleda. Partido con poco sabor y un empate a uno que no dejó contento a nadie, sobre todo a los locales, quienes parece haberse olvidado de ganar y ya se sitúan a solo tres puntos del descenso marcado, por cierto, por el bloque pucelano.

Al duelo en tierras andaluzas le siguió el partido del Ciudad de Valencia entre el Levane y un Osasuna con la moral hasta las nubes tras haber superado hace una semana al Atlético de Madrid por goleada. Pero jugar fuera de El Sadar no es lo mismo que hacerlo sobre su tapete y el juego no fue demasiado vistoso. Un factor al que los locales, comandados por un estudioso por el balompié como Joaquín Caparróis, supieron emplear para sacar tres puntos muy valiosos y seguir mirando con descaro hacia Europa.

Empate a nada y poca chispa en ataque. Ese es el resumen del partido en el Coliseum azulón. El Getafe terminó igualando a cero el partido que tenían ante el Espanyol y salió del partido con una tremenda pitada que hace tambalear, más si cabe, el banco de Luis García Plaza.

Respiró profundo el Elche en el minuto 84. Carles Gil sacó un fantástico tiro cruzado para materializar una buen jugada de ataque y dar tres puntos importantísimos de cara a la permanencia de los franjiverdes en Primera División. El bloque ilicitano se sitúa, ahora, a seis puntos de los puestos más calientes de la clasificación.

La jornada matutina del domingo concertó cita en El Madrigal. El feudo amarillo acogió a un Betis necesitado de puntos que salió más que contento a la conclusión de los 90 minutos con un empate a uno. El ímpetu de los verdiblancos salió vencedor en un partido que, a priori, tenían más que complicado.

La jornada vespertina se abrió con el derbi madrielño más apretados de los últimos tiempos con el enfrentamiento entre los dos equipos de la capital de España en el Vicente Calderón. El partido, muy intenso, terminó con una igualada a dos tantos. El Madrid salió con ímpetu y, como ya viene siendo habitual en este tipo de encuentros, se adelantó pronto, pero la filosofía del Cholo Simeone puede con todo y supo remontar antes del descanso. Pero la calidad tiene un color y ese era blanco. En la recta final del partido, Cristiano Ronaldo sacó su pierna a pasear para poner el empate cuando todos empezaban a celebrar los tres puntos en el feudo a orillas del Manzanares.

Los que sí celebraron una victoria fueron los aficionados del Sevilla. Triunfo de de gallardía y muy importante ante la Real Sociedad en un encuentro igualado en el que Kevin Gameiro fue el gran protagonista con un gol de auténtico delantero. Las puertas de Europa siguen abiertas.

Sacar tajada es lo que hizo el Barcelona en el Camp Nou ante el Almería. Los catalanes impusieron su papel de favoritos y vencieron con autoridad a los andaluces, que poco pudo hacer ante un equipo como el formado por los culés. Jornada, pues, muy buena para los intereses de los blaugranas, que volvieron a recortar puntos a la cabeza y se sitúan a un punto del liderato de la tabla española.

Por el contrario, los que no pudieron celebrar continuar en su buena racha fueron los hombres de Juan Antonio Pizzi. el Valencia perdió en Vallecas por la mínima y dio un respiro a un Rayo valiente que se queda a solo tres puntos de salir de los puestos de descenso. El cuadro ché echó en falta a Javi Fuego y, sobre todo, a Dani Parejo. La falta de creación impidió a los valencianistas efectuar un juego vistoso y efectivo.