Las urbanizaciones de Benicàssim se quedan sin servicio de Correos

Correos ha comunicado a los residentes que a partir del 11 de febrero dejarán de repartir el correo de ‘puerta en puerta’.

buzones urb
Teresa Gandia
8/1/2014

Las urbanizaciones benicenses de Las Palmas, Montornés, La Parreta, Montemolino, El Palasiet y Molinás dejarán de recibir el servicio de correos a domicilio a partir del 11 de febrero. Así lo han comunicado desde la empresa a través de una carta enviada a los residentes en la que traslada la resolución de que el servicio dejará de prestarse a domicilio. Ante esta carta, ya son muchos los vecinos que han mostrado su descontento al Ayuntamiento de la localidad.

En la carta, la empresa de correos argumenta que al tratarse de urbanizaciones, estas se consideran “entorno especial” y la entrega de los envíos ordinarios debe realizarse mediante casilleros concentrados y comunes. Además, según explica la compañía estas urbanizaciones se encuentran por debajo de lo necesario, como para que la prestación sea obligatoria, ya que el número de habitantes censados por hectárea, el de viviendas y la cantidad de envíos ordinarios en cómputo anual es inferior al establecido en el reglamento.

Correos ha explicado también que esta medida no afectará a los envíos certificados, que deben entregarse a domicilio.

Esta noticia ha causado indignación entre los vecinos que argumentan que el servicio que prestaban era malo y creen que ahora puede empeorar.

Ahora se está intentando buscar consenso entre los vecinos y la compañía, empezando por la mejor localización de los casilleros que se encuentran en la entrada de cada urbanización o un lugar común. Ante esto, la alcaldesa, Susana Marqués, ha explicado que no todas las urbanizaciones cuentan con un espacio común disponible y no pueden colocar los buzones.

Ante esta polémica, el Ayuntamiento se ha posicionado a favor de los vecinos y han atendido a diversos afectados por el recorte del servicio. Aseguran que van a interponer un recurso al considerar que las urbanizaciones son una prolongación del municipio y no pueden dejar de darles prestación.