Las acciones preferentes de Bankia ya están en Bolsa: Qué son las participaciones preferentes y qué hacer

El FROB ha establecido que las acciones de Bankia costarían 1,35 euros, pero ayer su valor en el parqué bajó a 60 céntimos, por lo que los pequeños ahorradores que de pronto se han convertido en accionistas de Bankia deberán vender sus participaciones según el cierre del mercado

bankia acciones preferentes
Ana Bort
28/5/2013

Pensaban que ponían sus ahorros en algo así como un plazo fijo, pero ahora ven como el dinero guardado durante toda la vida desaparece ante sus ojos y su valor se extingue sin poder remediarlo.

En esta situación se encuentran miles de familias valencianas, que depositaron sus ahorros en participaciones preferentes de Bancaja sin saber que eran productos de altísimo riesgo. Las participaciones preferentes son emitidas por una sociedad, pero su rentabilidad depende de los beneficios que esta tenga, por lo que no está garantizada.

Desde hace aproximadamente una década las entidades las han ido ofreciendo a sus clientes para poder tener más fondos. El problema no es el producto en sí, sino la poca claridad que los bancos han tenido al explicar a sus clientes en qué estaban invirtiendo sus ahorros. Muchos creían que podían recuperar su dinero de forma fácil, pero la situación económica se lo ha impedido.

Cuando no había crisis, había muchos clientes a los que volver a vender esas participaciones preferentes de la sociedad al mismo precio. Pero con la quiebra de la economía, no hay clientes a los que revender estos productos y si se vendían, era a mucho menor precio.

Hay aproximadamente 30.000 familias cuyos ahorros casi han desaparecido con las participaciones preferentes, ‘trampa’ en la que cayeron porque el interés ofrecido era muy alto y atractivo.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha pedido a las entidades que canjeen el valor de las preferentes por productos de un valor nominal al 100%, pero las que están controladas por el FROB no pueden actuar de forma libre.

Las preferentes se han convertido a partir de hoy en acciones en bolsa, con el consiguiente riesgo y la pérdida de la inversión, ya que ya en marzo Bankia ofreció a sus clientes un canje con un valor de un 75% al valor nominal de la inversión.

El FROB ha establecido que las acciones de Bankia costarían 1,35 euros, pero ayer su valor en el parqué bajó a 60 céntimos, por lo que los pequeños ahorradores que de pronto se han convertido en accionistas de Bankia deberán vender sus participaciones según el cierre del mercado.

Con lógica, si salen todas las acciones a la venta el mismo día, su valor comenzará a caer, por lo tanto los accionistas recibirán menos dinero a cambio. Los expertos recomiendan esperar e intentar vender cuando el precio vuelva a los 1,35 euros para poder intentar perder el menor dinero posible.

Lo más adeciado es intentar conseguir entrar en un proceso de arbitraje para ayudar a recuperar el dinero, de hecho Bankia ya ha recibido varias decenas de miles de solicitudes de arbitraje.

Este procedimiento de reclamación no paraliza el canje, pero es menos costosa y más ágil que la vía judicial. En este procedimiento el cliente será valorado y se verá si tiene razón y qué importe puede volver a sus manos.