La violencia ultra crece en nuestro país

Los hechos ocurridos en el Manzanares confirman una tendencia al alza durante los últimos meses

1417883083_251007_1417897192_noticia_normal
Ricardo Dominguez Sánchez
9/12/2014

Continúa de actualidad el asesinato por parte del Frente Atlético de un ultra de los Deportivos Blues antes de que ambos equipos disputaran su partido de liga. Sin embargo, lejos de ser un hecho aislado, la violencia entre los grupos ultras del fútbol español es algo endémico y que se repite con más frecuencia de la que pensamos.

En este 2014 se han producido 130 detenciones, por las 80 del año anterior. Un 62% más que confirman una dinámica que no deja de crecer en España. Los clubes que ahora condenan esa violencia no han sido firmes en sus decisiones, y en demasiadas ocasiones se les han reído las gracias a estos ultras. Grupos-Ultras-en-Espana-650x300

Los incidentes no se quedan solo en el fútbol profesional, sino que traspasan categorías y también se registran disturbios en Segunda B e incluso en categoría Regional. El problema de la mayoría de estos grupos es su vinculación ideológica con la extrema derecha. Así, se ha detenido a miembros de los Ultra Sur vejando a inmigrante y con simbología neonazi.

Los ultras tampoco son grupos aislados, sino que suelen unirse entre distintos clubes, estableciendo alianzas basadas en su ideología. Espanyol y Real Madrid o Rayo Vallecano y Deportivo de la Coruña son ejemplos de alianzas realizadas a través de estos grupos ultras.

Desde la Federación y los distintos órganos rectores están trabajando para que esta situación se detenga. Falta mucho compromiso por parte de clubes, prensa y aficionados para que pueda llegar el día en el que un estadio de fútbol signifique precisamente y solo eso, un estadio de fútbol.