La violencia reina en ‘Gandia Shore’

Con tan sólo dos días de rodaje, una joven ha recibido una paliza por parte de una de las concursantes al salir de un pub.

agredida gandia shore
Ximo Roselló
7/8/2012

El programa ‘Gandia Shore’, imitación del americano ‘Jersey Shore’, tan sólo tiene dos días de rodaje y ya cuenta con una denuncia en la Comisaría de Policía por agresiones.

Una de las concursantes de la versión española le propinó una paliza a una joven gandiense de 19 años causándole magulladuras y moretones en la cara, el cuello y el brazo. Además, intento clavarle un tacón de aguja en el cuello.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco de la madrugada de este domingo mientras estaban de fiesta por los pubs. La víctima y sus cuatro amigas se encontraban en el exterior de un local de moda de la playa.

Al ver a todo el equipo televisivo, con cámaras incluidas, se pusieron a hablar sobre la cantidad económica que recibirían los concursantes de ‘Gandia Shore’ por estar allí. Fue entonces cuando tres de las participantes del programa, que las habían escuchado, se acercaron y empezaron a insultarlas bruscamente.

«¿Por qué nos llamáis putas? Tenéis celos porque estamos en un programa de televisión». Las jóvenes les explicaron que habían malinterpretado su comentario, pero aquellas «no entraron en razón».

En cuestión de segundos las cámaras ya tenían encendido el piloto rojo de grabación. «Les pedí que por favor dejaran de grabar porque estaban montando un numerito de una tontería», aseveró la joven, quien manifestó sentirse muy intimidada.

La víctima solicitó hasta tres veces que dejasen de filmar. No obstante, no hubo éxito. Una concursante «morena y vestida con un traje de leopardo» le propinó un «fuerte» puñetazo en la barbilla. No contenta con eso, la concursante intentó clavarle el tacón de su zapato en la garganta.

«La compañía nos pidió perdón y nos dijo que no les denunciáramos porque dejaríamos sin trabajo a unas 70 familias», aseguró la agredida, quien acabó avisando a la Policía Local.

Más tarde, acudió al hospital Francisco de Borja de Gandia y tras recibir el parte médico de lesiones decidió interponer una denuncia contra la empresa en la Comisaría de Policía de la ciudad.