La sala Black Note programa el concierto de Killer Sorpresa, una banda nazi italiana

En Black Note son habituales los conciertos de jazz, reggae o ska y su clientela se encuentra en pie de guerra en las redes sociales tras conocer quienes serán los que toquen el próximo 11 de enero

black note grupo nazi killer sorpresa
Ana Bort
4/1/2013

La polémica está servida el próximo día 11 de enero en el club Black Note de Valencia. Las redes sociales se están volcando en contra de un concierto allí programado del grupo Killer Sorpresa, una banda italiana calificada como neo nazi cuyas canciones incitan al odio y al enaltecimiento de valores nazis, xenófobos y antidemocráticos.

Black Note, una sala mítica de la noche valenciana, siempre se ha nutrido de música negra para programar desde hace muchos años. Son habituales los conciertos de jazz, reggae o ska y su clientela se encuentra en pie de guerra tras conocer quienes serán los que toquen el próximo 11 de enero.

El gerente de la sala, Germán Valenzuela, decidió hacer un comunicado para explicar la situación, pero no hizo nada más que agravar los ánimos en las redes sociales ya que explicaba que ellos solo alquilan la sala y que no se meten en ‘politiqueos‘, que juzgan el tipo de música y su calidad, no se dedican a la política.

Terminaba su comunicado afirmando que sus directrices son la diversidad, tolerancia, respeto y pluriculturalidad, justo los valores que el grupo Killer Sorpresa no suelen apoyar. Este comunicado ha sido criticado por la clientela fija de Black Note y muchos de ellos han afirmado que no volverán a pisar la sala si no se quita de la programación el concierto del grupo italiano.

Desde Esquerra Unida y la plataforma Acción Popular contra la impunidad han denunciado este concierto y han advertido del peligro que incurre la exaltación del nazismo que podría provocar la actuación. Han pedido a Fiscalía y a la Delegación del Gobierno que estén atentos a lo que ocurra y a los propietarios del local, que reflexionen sobre este hecho.

Killer Sorpresa forman parte de la escena musical neonazi, con canciones en las que se recuerda la resistencia alemana en Stalingrado o se hacen homenajes a líderes del movimiento neonazi skinhead.

La discográfica independiente Malatesta Records ha anunciado que va a suspender la programación que tenían cerrada en Black Note hasta verano por su repulsa a cualquier iniciativa en pro de la extrema derecha, sobre todo en el ámbito musical y cultural. Han manifestado que revocarían esta decisión si la sala decidiera cancelar el concierto de Killer Sorpresa y que lamentan las consecuencias.

Mientras tanto, desde las redes sociales siguen presionando para que este grupo no actúe y recriminan a Valenzuela que si no quiere verse envuelto de politiqueos, que no permita en su sala a un grupo con un amplio perfil nazi.